Local

La población española envejecerá y frenará su crecimiento

En diez años, los españoles seremos sólo un millón más y más viejos.

el 19 nov 2009 / 21:37 h.

TAGS:

El grupo de edad que más ha crecido en 2008 es el de mayores de 64 años.
La población de España no sólo se hace vieja, sino que está empezando a dejar de aumentar. El número de personas en territorio español crecerá sólo en 1,1 millones de habitantes en la próxima década -habrá apenas 47 millones de habitantes en 2019-.

Para explicarlo quizá sirva saber que el flujo inmigratorio continuará reduciéndose todos los años, pasando del máximo histórico alcanzado en 2007, con 958.000 extranjeros, a los 400.000 en 2018.

En este sentido, el INE recuerda que en los últimos años la inmigración ha sido el factor clave del aumento poblacional, al representar entre el 75,6% y el 92,8% del crecimiento anual entre los años 2002 y 2008.

La Proyección de Población a Corto Plazo elaborada por el INE para 2009-2019, difundida ayer, prevé una desaceleración de la tasa de crecimiento de la población, que se reduciría desde el 1,2% anual registrado en 2008 hasta el 0,3% en 2010, muy cerca del crecimiento cero. Frente a un ritmo anual de crecimiento medio de 695.000 habitantes durante 2002-2008, en los diez próximos años habría un aumento medio anual en torno a los 113.000 habitantes.

Este descenso en el ritmo de crecimiento afectará probablemente a España en la UE, ya que los cupos que definen ciertas asignaciones de fondos son de población y de ella dependen también los eurodiputados que el país envía al Parlamento Europeo. Todo ello, en un momento en el que los países del Este como Polonia luchan por hacerse un hueco en los aparatos de poder de la Unión.

Habrá menos españoles, pero también más viejos. El mayor crecimiento poblacional se produciría en los mayores de 64 años, con un crecimiento de 1,29 millones de personas. Este grupo de edad pasaría a representar el 19% del total de habitantes en España en 2019, frente al 16,6% que se observa en la actualidad.

Nacimientos. Tras registrar el máximo crecimiento vegetativo de las dos últimas décadas en 2008, con una diferencia favorable de nacimientos sobre defunciones de 133.000 personas, el INE pronostica un descenso hasta un excedente vegetativo anual de 16.700 personas en 2018.

El índice de fecundidad (número medio de hijos por mujer) mantendría su ritmo de crecimiento, pasando de los 1,46 en 2008 a los 1,54 en 2018, debido en parte al efecto de la población extranjera. La aportación de las inmigrantes, que tienen hijos a edades más tempranas, explicaría también que la edad media a la maternidad se estabilice en torno a los 31 años.

Sin embargo, el crecimiento esperado de la fecundidad de las mujeres sería insuficiente para impedir el descenso en el número absoluto de nacimientos, ya que las mujeres en edad fecunda serán cada vez menos numerosas. En ocho comunidades -Galicia, Castilla y León, Asturias, País Vasco, Extremadura, Aragón, Cantabria y La Rioja- en los próximos diez años el número de defunciones superará al de nacimientos.

  • 1