Local

La Policía arresta a un individuo tras golpear en el rostro a su ex pareja

La Policía Local ha detenido a un ciudadano en la zona de Amate después de que este agrediera a su ex pareja y le propinó varios puñetazos y arañazos en el rostro. La víctima no había denunciado nunca a este individuo por malos tratos debido a que su situación de inmigrante irregular. El agresor fue acusado de un delito de malos tratos.

el 15 sep 2009 / 10:11 h.

TAGS:

La Policía Local ha detenido a un ciudadano en la zona de Amate después de que este agrediera a su ex pareja y le propinó varios puñetazos y arañazos en el rostro. La víctima no había denunciado nunca a este individuo por malos tratos debido a que su situación de inmigrante irregular. El agresor fue acusado de un delito de malos tratos.

Los hechos se produjeron cuando una pareja de agentes de la Policía Local patrullaba por la calle General Ollero, en su confluencia con la calle General Luis Alarcón de la Lastra. En este punto se encontraron con una joven que caminaba por la vía pública descalza, con el bolso destrozado y con síntomas de nerviosismo. Los agentes se interesaron por el estado de esta mujer y comprobaron que le sangraba una de sus mejillas y que aparentaba haber sido golpeada fuertemente en el rostro.

La víctima relató a los agentes que los golpes provenían de su ex pareja sentimental con quien recientemente había mantenido una fuerte discusión motivada, según esta descripción recogida en un comunicado del Ayuntamiento de Sevilla, por asuntos económicos.

Según este relato, la víctima había mantenido una relación de seis años con su ex pareja. Ésta se presentó el día de la agresión a la salida de su trabajo. En este punto la culpó de la falta de una cantidad de dinero. Tras realizar esta acusación le golpeó en la cara. No era la primera vez que esto ocurría, según ella misma admitió a los policías. La víctima señaló que en repetidas ocasiones había mantenido discusiones que habían desembocado en insultos y amenazas. Pese a esto, nunca se había atrevido a denunciar. La razón, su nacionalidad. La víctima, al igual que el agresor, es paraguaya y carece de la documentación necesaria para residir legalmente en el país.

Tras relatarle su situación, la víctima recibió una llamada en el teléfono móvil. Era su ex pareja. La Policía aprovechó esta situación para requerir la presencia inmediata del presunto agresor en el lugar de los hechos. Los agentes le identificaron. Se trata de un individuo de 28 años, con la citada nacionalidad paraguaya, y que responde a las iniciales E. A. C. P. Éste fue detenido y trasladado a las dependencias policiales, donde se realizaron las oportunas diligencias como presunto autor de un delito de malos tratos contra su ex pareja sentimental.

Una vez resuelta la situación, atendida la víctima y trasladado el agresor a las dependencias policiales, los agentes informaron a la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación del Cuerpo Nacional de Policía. Se interesaron así los agentes por si la situación del detenido en el país tras la supuesta comisión de este delito de malos trato infringe la Ley sobre derechos y libertades de los extranjeros.

Mientras esto se producía y se resolvía el futuro del agresor, la víctima, una mujer de 25 años -con la citada nacionalidad paraguaya-, fue atendida por el Grupo Diana de la Policía Local, la unidad especializada en los delitos de género, que le informó de todos los derechos que asisten a esta joven como víctima de un delito de violencia de género, así como el asesoramiento que le corresponde por parte del Centro de la Mujer, un organismo dependiente del Instituto Andaluz de la Mujer y de la Delegación Municipal de Igualdad, dirigida por la socialista Dolores Rodríguez.

  • 1