Local

La Policía barajó que Ávila había sido asesinado

La Policía sospechó durante una semana que los secuestradores de Rafael Ávila habían asesinado al empresario de Sanlúcar, quien, finalmente, fue liberado en Almonte el miércoles tras 16 días de cautiverio. Los nueve detenidos por el rapto pasaron ayer a disposición del juez. Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 06:42 h.

TAGS:

La Policía sospechó durante una semana que los secuestradores de Rafael Ávila habían asesinado al empresario de Sanlúcar, quien, finalmente, fue liberado en Almonte el miércoles tras 16 días de cautiverio. Los nueve detenidos por el rapto pasaron ayer a disposición del juez.

La operación policial para la liberación de Rafael Ávila, el mayor secuestro económico de España, resultó de gran complejidad e incluso la policía temió que la banda de secuestradores hubiera acabado con la vida del empresario sanluqueño.

Los secuestradores fueron alertados por las noticias publicadas en diversos medios de comunicación "sobre el desplazamiento de un equipo de la Policía Nacional a la zona para resolver el rapto", explicó ayer el Ministerio del Interior en una nota. La banda dejó de contactar con la familia durante casi una semana y los agentes a cargo de la investigación llegaron a barajar que la víctima ya no seguía con vida.

Todo comenzó cuando el 2 de junio, Ávila se dirigía a recoger su vehículo al salir de su trabajo cuando fue asaltado por "al menos tres personas", según la Policía. Una de ellas lo agarró por la espalda y lo introdujo en una furgoneta blanca sin ventanas. Los investigadores no disponían de ningún otro dato sobre este vehículo. Lo único que se supo es que Ávila se dirigió hacia la salida de Sanlúcar de Barrameda.

Un día más tarde, sus familiares comunicaron su desaparición y ya habían recibido varias llamadas solicitando un rescate de diez millones de euros, por lo que se activó el protocolo nacional de secuestros. La cantidad exigida por su liberación se fijó finalmente en dos millones de euros que debían haber sido entregados el pasado jueves.

Los agentes lograron determinar que las llamadas estaban siendo realizadas desde Madrid y tras complejas investigaciones averiguaron la identidad de su autor. A partir de ese momento se consiguió identificar a varias personas vinculadas al rapto.

Una vez liberado Ávila y detenidos los nueve acusados, la Policía decomisó sustancias irritantes, una pistola simulada de nueve milímetros, varias cajas de cartuchos, numerosos frascos y cápsulas de medicamentos sedantes, un ordenador portátil e impresora y un vehículo Chrysler 300. Rafael Ávila ya está libre. "Está afectado, pero se le nota su alegría", explicó su hermano tras la liberación.

  • 1