Local

La Policía busca los cuerpos de los dos niños en el Guadalquivir

Los restos óseos encontrados en la hoguera de la parcela del padre eran de perro y no humanos

el 11 oct 2011 / 21:36 h.

TAGS:

La unidad de buceo de la Guardia Civil después de rastrear el río Guadalquivir a su paso por la ciudad de Córdoba. / efe

La Policía Nacional cerró ayer el cuarto día de investigación sobre la desaparición de los pequeños hermanos de 6 y 2 años Ruth y José Bretón, ocurrida el pasado sábado en el Parque Cruz Conde mientras estaba junto a su padre, según denunció éste, sin que se produjeran avances para determinar el paradero de los pequeños. Un día más, eso sí, todas las pesquisas se centraron en el entorno del padre y su versión sobre la desaparición, al haberse detectado algunas lagunas en su relato y no haberse encontrado testigos que hubieran visto al hombre junto a los pequeños en el Parque Cruz Conde.

La jornada se inició ayer con un dispositivo para rastrear el río en una zona cercana a la parcela de la familia paterna en Las Quemadas Altas. Participaron efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (Geas) durante parte de la mañana sin que se obtuvieran resultados. Ya por la tarde, los investigadores se centraron en la reconstrucción del viaje que hizo el padre con los pequeños desde Huelva el viernes, cuando los recogió con el consentimiento de la madre, con la que se encontraba en proceso de separación, para pasar el fin de semana en Córdoba. Para recrearlo, el padre de los menores prestó su colaboración. Según informaron fuentes de la investigación a Efe, lo hizo, como en los días anteriores, en calidad de denunciante y nunca de imputado. Mientras tanto se conoció que los restos óseos hallados el día anterior entre las cenizas de una hoguera en la parcela no son humanos. A falta de los análisis definitivos -los huesos han sido remitidos al departamento de Antropología Forense de la Comisaría General de Policía Científica de Madrid- son todos de perro, aunque aún existía un fragmento cuyo origen no se había determinado. También se siguen analizando otras muestras recogidas en la vivienda.

Las investigaciones en la parcela, iniciadas el lunes, se prolongaron hasta las tres de la madrugada de ayer con participación de especialistas de la Policía Científica de Madrid, además de unidades de subsuelo y caninas. Los registros se retomaron por la tarde, aunque concluyeron al caer la noche. Algunas de las dudas que existen en la investigación se deben a lapsus en el relato del padre, sobre todo en las horas que transcurrieron desde las 12.00 de la mañana hasta que dio el aviso de la desaparición, en torno a las 18.40 horas. Un familiar del padre dijo ayer a Efe que los niños pasaron la noche del viernes al sábado en la casa de los abuelos paternos, en La Viñuela, y que su padre se los llevó a media mañana. A partir de ahí, "no se sabe nada", apuntó. La Policía, en cualquier caso, en línea de no descartar ninguna hipótesis, también baraja que los pequeños no llegaran a Córdoba.

En cuanto a su presencia en el Parque Cruz Conde, los investigadores tampoco han encontrado entre los numerosos interrogados nadie que viera al padre con los niños en ese lugar, ni recuerdan a una persona desesperada, como se supone, por la pérdida de dos niños.

  • 1