Local

La Policía Científica ratifica la mezcla de ADN del Cuco y Marta en el piso donde la mataron

El material genético de la víctima y el supuesto agresor fue recogido del lugar exacto en el que Miguel dijo que asfixiaron a Marta después de que ambos la violaran.

el 09 feb 2011 / 11:26 h.

TAGS:

Concentración diaria a las puertas del juzgado.

En el dormitorio del asesino confeso de Marta del Castillo se mezclaron el ADN de Marta y el del Cuco, el menor al que Miguel Carcaño acusó de haber participado en la violación y asesinato de la joven. Peritos de la Policía Científica ratificaron ayer en el juicio contra el menor que la mezcla genética se recogió debajo de un pupitre y una silla del cuarto, justo donde Miguel situó al Cuco en la versión del crimen en la que aseguró que Marta fue violada por ambos y asfixiada con una alargadera, la que el juez instructor consideró más creíble al estar reforzada por pruebas físicas.

La décima sesión del juicio fue breve. Los peritos ratificaron las conclusiones que ya habían expuesto en sus informes y dijeron que el análisis de las muestras recogidas en el dormitorio evidenció restos biológicos de Marta, Miguel y el Cuco. En uno de ellos, el recogido en la parte de debajo de la silla y el pupitre que había en el cuarto, el ADN de Marta estaba mezclado con el del Cuco. Sin embargo, no pudieron determinar si los rastros recogidos eran sangre porque las muestras estaban muy deterioradas. Tuvieron que decidir entre determinar a quién pertenecían o qué eran, y optaron por lo primero.

"Eran lo que se llaman muestras críticas, con poco contenido de ADN porque se habían hecho todo tipo de maniobras para eliminarlas", sentenció el abogado de la familia de Marta, José María Calero. La Policía precisó en su día que la colcha de la cama se había lavado y la habitación se había limpiado con lejía amoniacal, lo que degradaría cualquier muestra de ADN. Varios testigos relataron en las anteriores sesiones del juicio que el día después del crimen la casa estaba muy limpia y olía a lejía.

Aun así, Calero dijo que los peritos habían confirmado, en base a su experiencia, la "altísima probabilidad de que las muestras fueran de sangre, por el modo de comportarse ante los reactivos usados en las pruebas y por su composición". Sin embargo, "la Policía Científica no puede decir que algo es seguro si no está contrastado al mil por mil", añadió.

Muy distinta fue la valoración del abogado del Cuco, Fernando de Pablo, que insistió en que la Policía no ha podido certificar que las muestras eran de sangre y en que el ADN puede ser mezcla de momentos distintos, "porque el Cuco iba mucho al piso y el ADN se mantiene tres o cuatro meses".

La Fiscalía se remitió a las conclusiones, que se expondrán el martes, para valorar el encaje de estas pruebas en el crimen.

En una botella de ron también se halló una huella del menor, y en la silla de ruedas en la que la sacaron del piso había ADN de Marta. Los peritos se extendieron menos en el resto de pruebas biológicas, al apuntar a implicados que no están siendo juzgados ahora: en el bolsillo de la cazadora de Miguel se localizó la única muestra que sí se pudo determinar que era sangre de Marta, porque la ropa no había sido lavada, transferida del cenicero con el que Miguel dijo que la golpeó. En la colcha había tres manchas con ADN de Marta, una mezclada con el de Miguel. No se encontraron restos en la navaja de mariposa con la que Miguel dijo que habían amenazado a la joven, que pasó semanas en la alcantarilla a la que la tiraron tras el crimen antes de que la Policía la encontrara.

"Quieren crear confusión pero era sangre de Marta, y fresca"

"Han tratado de confundir al testigo preguntándole si el ADN tiene fecha de caducidad, pero ha quedado claro que los rastros eran recientes”, dijo ayer la madre de Marta, Eva Casanueva, en alusión al interrogatorio que el abogado del Cuco realizó a los peritos. La madre de la joven consideró que había quedado “demostrado que le menor estuvo allí” y que, según los peritos, los restos analizados “eran sangre y reciente, que quede claro, y la degradaron ellos al limpiar concienzudamente la casa y ventilarla al día siguiente”.

El abogado de la familia, José María Calero, dijo que había sido una sesión “muy interesante, que te hace sentir orgulloso de la Policía Científica que tenemos”, y calificó también de “brillantísima” la intervención de la Fiscalía durante el interrogatorio de los peritos.

  • 1