Local

La Policía cree que el tiroteo se debió a una pelea entre clanes

La Policía Nacional cree que el tiroteo que se produjo anoche frente a la discoteca "Heaven. Sala Palace" de Madrid se debió a una pelea entre un clan búlgaro y la banda conocida como Los Miami, enfrentados por controlar la seguridad de los locales nocturnos de la capital. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 21:02 h.

TAGS:

La Policía Nacional cree que el tiroteo que se produjo anoche frente a la discoteca "Heaven. Sala Palace" de Madrid se debió a una pelea entre un clan búlgaro y la banda conocida como Los Miami, enfrentados por controlar la seguridad de los locales nocturnos de la capital.

Según han informado fuentes policiales, el hombre que ha sido detenido por disparar contra el portero y el relaciones públicas de la discoteca, que murieron en el altercado, pertenece a la banda de Los Miami, conocida por controlar la seguridad de diferentes locales de Madrid, dar palizas por encargo y distribuir droga.

Las mismas fuentes han precisado que uno de los fallecidos, Catalin Stefan, de 31 años, es un mafioso rumano acusado del secuestro de un ciudadano de esta nacionalidad en España en 2007.

Han destacado además que a Stefan se le relacionó hace unos meses con el juez sustituto de Coslada (Madrid) Carlos Nogales, quien fue imputado por un delito de coacciones en el marco de la operación Bloque, que destapó una supuesta trama de corrupción policial en esa localidad, aunque pocos meses después se archivó la causa.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid ha confirmado que la principal hipótesis sobre el tiroteo de anoche es que se trata de un enfrentamiento entre clanes que se disputan el control de la seguridad de varios locales nocturnos de Madrid.

El tiroteo tuvo lugar sobre las 03.00 horas de la pasada madrugada en las proximidades de la discoteca "Heaven. Sala Palace", situada en la calle de la Priora, junto a la Plaza de Isabel II.

En el mismo murió en el acto Catalin Stefan Cración, que era portero en el local y tenía antecedentes por secuestro.

Resultó herido muy grave Alejandro Muñoz Rojas-Marcos, de 24 años, que ejercía como relaciones públicas en el local y no tenía antecedentes policiales. Murió poco después en el hospital Gregorio Marañón, según la Jefatura.

La policía ha detenido al presunto autor de los disparos, Carlos M.H., también de nacionalidad española, de 36 años, que tiene antecedentes por tenencia de armas, amenazas, lesiones y robo con fuerza.

Este hombre, al que se ha intervenido una pistola, resultó herido en el altercado, según las mismas fuentes.

Al lugar del incidente se desplazaron cinco dotaciones de SAMUR-Protección Civil que atendieron a cinco personas.

  • 1