Local

La Policía desaloja a 150 chabolistas del Charco de la Pava ante la posible crecida del río

Se han desmantelado 17 asentamientos, algunos de ellos ya ocupados  por el agua, identificándose a 150 personadas y eliminando 103  construcciones.

el 25 feb 2010 / 10:32 h.

TAGS:

Un total de 150 personas han sido identificadas y desalojadas de  17 asentamientos chabolistas ubicados en el tramo comprendido entre  la Isla de Tercia y el Charco de la Pava de Sevilla, en las  inmediaciones del río Guadalquivir, debido a las inclemencias  meteorológicas y a las previsiones de que pueda seguir lloviendo y  ante la previsión de la posible crecida del cauce fluvial.

Según los datos facilitados a Europa Press por el Ayuntamiento de  Sevilla, el dispositivo conjunto establecido para tal efecto --en el  que han participado el Ayuntamiento, la Junta y la Subdelegación del  Gobierno en Sevilla-- recorrieron a pie, en vehículos especiales y  mediante caballería, las dos orillas del río Guadalquivir, informando  en los últimos cinco días a las personas que ocupaban ilegalmente la  zona en distintos asentamientos de los riesgos derivados del aumento  en el caudal del río; de hecho, en el momento de la intervención un  buen número de personas habían abandonado el lugar de manera  voluntaria.

En concreto, en el operativo han participado 109 efectivos entre  Policía Local de Sevilla, San Juan de Aznalfarache y Camas, así como  de Cuerpo Nacional de Policía, Unidad Adscrita de la Junta de  Andalucía, empresa municipal de limpieza (Lipasam), Zoosanitario,  Oficina de Vehículos Abandonados, Cecop Social y Protección Civil.

Se han desmantelado 17 asentamientos, algunos de ellos ya ocupados  por el agua, identificándose a 150 personadas y eliminando 103  construcciones. Asimismo, se ha actuado sobre 12 menores, con 17  coches identificados --cinco retirados por abandono--, once perros  intervenidos y 34.280 kilogramos de basura recogidos en un operativo  que aún continúa.  

Por otra parte, las delegaciones de Convivencia y Seguridad y  Bienestar Social han confirmado que las personas que se encontraban  en el lugar procedían de otros asentamientos que se habían ido  erradicando en la ciudad, por tratarse de ocupaciones ilegales de la  vía pública.    

Por último, técnicos de Bienestar Social han puesto a disposición  de estas personas los recursos municipales existentes, que han sido  rechazados por los citados ciudadanos.

  • 1