martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

La Policía desaloja una fiesta en San Jerónimo

La Policía Local clausuró esta Nochevieja una discoteca de San Jerónimo que estaba ofreciendo un cotillón para 400 personas cuando no tenía licencia para esa fiesta, ni permiso de apertura ni seguro. Los propietarios, además, fueron sorprendidos cuando estaban robando luz de la red de alumbrado público. Los vecinos llevaban meses quejándose del ruido que generaba. Foto: Gregorio Barrera.

el 15 sep 2009 / 20:35 h.

TAGS:

La Policía Local clausuró esta Nochevieja una discoteca de San Jerónimo que estaba ofreciendo un cotillón para 400 personas cuando no tenía licencia para esa fiesta, ni permiso de apertura ni seguro. Los propietarios, además, fueron sorprendidos cuando estaban robando luz de la red de alumbrado público. Los vecinos llevaban meses quejándose del ruido que generaba.

La Nochevieja en Sevilla fue tranquila, sin grandes incidentes. Sin embargo, dejó una importante operación de la Policía Local contra un local que carecía totalmente de las licencias mínimas para abrir, o para hacerlo con las mínimas garantías de seguridad. Según informó ayer el Ayuntamiento de Sevilla, los agentes municipales tuvieron que desalojar a unas 400 personas de la discoteca Amanecer Latino, en el polígono industrial San Jerónimo, ya que el pub -especializado en salsa y reggaeton y potente punto de encuentro de los inmigrantes latinos de Sevilla- no tenía la obligatoria licencia de apertura y tampoco había pedido permiso para celebrar un cotillón -un evento que requiere de un documento especial para garantizar que se cumple con el aforo y con las medidas de evacuación-.

El fraude se detectó a primera hora de la mañana de ayer, cuando los agentes intervinieron en una pelea y pusieron a disposición judicial a dos personas que estaban participando en la reyerta; cuando accedieron al local en el que se hallaban, el Amanecer Latino, se encontraron con que carecía de los papeles más básicos. La Policía Local abrió a los propietarios estos dos expedientes sancionadores y uno más, cuando descubrió que no tenían un contador de la luz propio sino que tenían montado un dispositivo por el que estaban robando la electricidad de la red pública, a la de las farolas de la calle. Los agentes, en colaboración con técnicos de Sevillana Endesa, consiguieron retirar las pinzas con las que se estaba extrayendo la luz, evitando así el fraude masivo, teniendo en cuenta el enorme consumo de luz de una discoteca de grandes proporciones sólo en luces y sonido. Los vecinos de San Jerónimo, confirman las mismas fuentes, llevaban meses ya quejándose del local, ya que generaba mucho ruido y provocaba grandes concentraciones de personas desde primeras horas de la tarde. En la Nochevieja, constataron algunos residentes del barrio, era especialmente insoportable el nivel de la música.

La Delegación de Convivencia y Seguridad confirmó que esta Nochevieja hubo otros incidentes menores; así, se puso a disposición judicial a dos personas tras dar positivo en sus controles de alcoholemia. Uno de los casos se dio a las cinco de la mañana en la calle Párroco González y, minutos antes, se cazó al otro conductor en la Ronda de Capuchinos. Dos personas más fueron puestas a disposición judicial, implicadas en el robo de un Audi 80. Uno de ellos era un joven de 18 años. Por su parte, la Línea Verde de la Policía Local -especializada en asuntos medioambientales- inspeccionó 15 establecimientos en fin de año; en tres de ellos detectaron que carecían de licencia de apertura. Además, en el centro de baja exigencia del Paseo Juan Carlos I y en el albergue municipal pernoctaron 80 personas, que cenaron un menú especial.

  • 1