La Policía asegura que el sobrino de Felipe González era un "trabajador fantasma" de Invercaria

Un informe de la Policía sobre los despidos en la empresa pública andaluza da cuenta de despidos de cuantía "desproporcionada".

el 26 jun 2014 / 12:38 h.

El Grupo de Blanqueo de Capitales de la Policía Nacional ha entregado un informe al juez que investiga las irregularidades en Invercaria, la empresa pública de inversiones en capital de riesgo de la Junta de Andalucía, en el que asegura que Juan María González Mejías, sobrino del expresidente socialista Felipe González, era un "trabajador fantasma" de la sociedad y que percibió de forma irregular un préstamo de 26.500 euros por esta entidad que le fue "condonado". Esta es una de las irregularidades detectadas por los agentes tras analizar "el pago de indemnizaciones y finiquitos por extinción de la relación laboral desde la constitución de la sociedad hasta el ejercicio 2012", por orden del titular del Juzgado de Instrucción número 16, Juan Gutiérrez. En el informe los investigadores explican que González Mejías fue contratado en julio de 2005 como director de Promoción, cargo por el que percibiría 61.000 euros anuales, incluidos todos los conceptos salariales. Sin embargo, en ese misma fecha también fue contratado para el mismo puesto Cristóbal Cantos, coincidiendo con González durante dos años. "Por tanto uno de ellos es falso, o bien ambos compartieron cargo", dice el informe. En su declaración policial, el sobrino de Felipe González dijo que su relación labolral con Invercaria comenzó en marzo de 2010, "omitiendo su relación anterior". En sus conclusiones, los investigadores aseguran que "necesariamente debe considerarse a González Mejías como un trabajador fantasma o intruso, es decir, que constatado formalmente como trabajador dado de alta en la Seguridad Social, en realidad no presta servicio de forma efectiva en la empresa". Igualmente, en los documetos sobre el cese de su relación laboral los agentes detectan que tanto a González como a Cantos Invercaria les concedió préstamos personales "por importes superiores a lo establecido en el convencio que regula las relaciones laborales en la Agencia IDEA", y que limita la cantidad a 15.000 euros. El primero recibió 26.500 y más de 17.900 euros el segundo, según el citado documento. Pero no sólo eso, sino que la entidad "condona los préstamos, incluyendo en la última nómina, antes de la extinción de la relación laboral, cuantías o conceptos desproporcionados y coincidentes con las deudas pendientes". El informe también hace referencia a los despidos del exdirector de Invercaria Tomás Pérez Sauquillo y del exdirector de CADE Óscar Fernández Vicioso. En ambos casos, las indemnizaciones por despido "se aumentan considerablemente en el mismo día en que se comunica a los interesados, presentando la apariencia de estar pactados previamente".

  • 1