Local

La Policía detiene a un sevillano como presunto autor del crimen en Triana

La Policía Nacional detuvo ayer al presunto autor de la muerte del propietario de un bar de Triana, que falleció el pasado domingo degollado, en lo que parece un intento de robo. Se trata de un hombre de 35 años, vecino del barrio, con antecedentes por robo y que había salido de prisión hace poco. (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 05:35 h.

TAGS:

La Policía Nacional detuvo ayer al presunto autor de la muerte del propietario de un bar de Triana, que falleció el pasado domingo degollado, en lo que parece un intento de robo. Se trata de un hombre de 35 años, vecino del barrio, con antecedentes por robo y que había salido de prisión hace poco.

Tres días después de que el barrio de Triana se despertara conmocionado por la muerte del propietario de la cafetería La Pará, cerca de la Ronda de Triana, la Policía Nacional ha detenido al presunto autor. No ha tenido que buscar muy lejos, porque el arresto se llevó a cabo en una de las calles del barrio del que era vecino D.C.M.

La investigación del Grupo de Homicidios puso en la pista a los agentes, que sobre las 13.00 horas de ayer procedieron a la detención del presunto asesino, un sevillano de 35 años de edad, en las proximidades de su vivienda. La operación no implicó especial complejidad para la Policía, pues el hombre no opuso resistencia alguna. Inmediatamente, fue trasladado a las dependencias de la Jefatura de Blas Infante, donde se encuentra a la espera de prestar hoy declaración.

En un principio, la Policía no prevé que se produzcan nuevas detenciones porque cree que el ahora detenido actuó solo, según explicaron fuentes policiales. No obstante, tampoco se ha cerrado ninguna línea de investigación, pues con este arresto se están practicando nuevas pruebas. Además, el grupo encargado del caso espera obtener nuevos datos con la declaración del presunto autor que permitan esclarecer cómo ocurrieron los hechos.

D.C.M. cuenta con antecedentes penales por robo y hacía siete meses que había salido de la prisión tras cumplir una condena. La hipótesis que hasta el momento tiene más fuerza es que el individuo entró en el local cuando su dueño, de nacionalidad china, se disponía a cerrarlo -estaba recogiendo- con el objetivo de hacerse con la recaudación. De hecho, cuando la Policía entró en el local lo encontró revuelto. La caja registradora estaba abierta y faltaban el dinero y varios enseres, aunque no se descarta la venganza.

Jin Ling Min, de 33 años, falleció degollado en la madrugada del 25 de mayo. Su cuerpo fue encontrado por la Policía Nacional el domingo por la mañana, después de que su mujer, de nacionalidad rumana, diera el aviso al no tener noticias de él desde la noche del sábado. La víctima se encontraba tirada en el cuarto de baño con varias puñaladas repartidas por todo el cuerpo, aunque presentaba una en el cuello mortal de necesidad y otra en el pecho que le partió una costilla.

  • 1