Local

La Policía detiene al atracador de las guarderías

También robó en una agencia de viajes y en una peluquería, donde fue sorprendido por los agentes

el 09 sep 2011 / 19:51 h.

TAGS:

Las responsables de las guarderías de Triana y Los Remedios ya pueden respirar tranquilas. El presunto atracador que robó bajo amenaza en dos centros de educación infantil de la zona ya ha sido detenido. Fue sorprendido in fraganti por agentes de la Policía Local cuando amenazaba con un cuchillo de cocina a las dependientas de una peluquería de Los Remedios. La investigación de la Policía Nacional ha permitido atribuirle, además, la autoría de los atracos en las guarderías y en una agencia de viajes cometidos entre finales de junio y principios de septiembre.

El detenido como presunto autor de estos cuatro atracos con violencia e intimidación es un varón de 48 años de edad, identificado como J.H.M. y con antecedentes por delitos contra el patrimonio. Según confirmó la Policía Nacional en un comunicado, el atracador amenazaba a sus víctimas esgrimiendo un arma blanca de grandes dimensiones para que le entregaran el dinero y las obligaba a que se encerraran en una habitación para que no pudieran seguirle.

Detenido por los agentes de la Policía Local el pasado martes en la peluquería, fue trasladado a dependencias policiales, donde agentes del Grupo de Investigación de la Comisaría de la Policía Nacional del Distrito Triana iniciaron una investigación para esclarecer otros atracos cometidos en la zona en los que el patrón de conducta del autor de los hechos coincidía plenamente con el proceder del detenido.

Tras las primeras diligencias de investigación, se confeccionó un perfil criminal que determinó que el autor de los robos actuaba en solitario, a cara descubierta y en negocios con escasa o ningún tipo de seguridad regentados normalmente por mujeres; empleaba un arma blanca de grandes dimensiones para intimidar al personal del establecimiento y obligaba a sus víctimas a encerrarse en una habitación del local a fin de asegurar su huida sin que pudieran seguirle.

En el caso de las guarderías, según habían descrito las directoras a otros centros para que estuvieran alerta, solicitaba hablar con la responsable de la escuela infantil en su despacho para que le diera información sobre la inscripción de los niños, cuando lograba estar a solas con la directora, sacaba la navaja con la que amenazaba a las responsables hasta hacerse con su botín: el dinero recaudado de las matrículas o las primeras mensualidades que los padres hayan podido abonar en efectivo.

Conocido su modus operandi y gracias a la identificación por parte de las víctimas, la Policía pudo constatar que el arrestado habría, supuestamente, participado en la comisión de estos otros tres delitos de robo con intimidación que tuvieron lugar en dos guarderías y una agencia de viajes situadas en los barrios de Triana y Los Remedios, cometidos entre finales de junio y primeros de septiembre, y en los que sustrajo una cantidad cercana a los 2.200 euros.

Las matrículas de los niños en los centros de educación infantil privados oscilan entre los 90 y los 200 euros. Un pago al que los padres han debido hacer frente para asegurarse la plaza bien a final del curso pasado o en los primeros días de septiembre. Asimismo, las mensualidades, que varían mucho en función de si se trata de un centro concertado por la Junta de Andalucía o privado, van entre los 130 euros las cinco horas básicas a 180, a lo que habría que sumar horas extras, servicio de comedor -con o sin catering- y otros servicios que ofrecen algunos centros como inglés o atención pediátrica o psicológica.

El detenido, que ya ha sido puesto a disposición judicial, contaba con antecedentes policiales anteriores por otros delitos contra el patrimonio.

Aunque las víctimas habían continuado con su trabajo como si nada hubiera ocurrido, para que nada alterara la tranquilidad de los pequeños en las guarderías, se alegraron mucho ayer al conocer la detención del presunto autor y se confesaron aliviadas: "Lo importante ahora es que no le dejen libre enseguida".

  • 1