viernes, 16 noviembre 2018
11:21
, última actualización
Local

La Policía detiene en el mismo día a dos personas por el robo en varias viviendas de la capital

Uno de ellos fue detenido cuando efectuaba el cuarto robo de la  noche, mientras que el otro llegó a agredir con un arma blanca a un  inquilino.

el 28 mar 2012 / 09:16 h.

TAGS:

Agentes de la Policía Nacional pertenecientes al Grupo de Robos de la UDEV de la Jefatura Superior han detenido a P.J.B.F., nacido en Huelva en 1974 y con ocho detenciones previas, como autor de nueve robos en el interior de otros tantos domicilios mientras sus moradores se encontraban dentro. En otra actuación policial se detuvo ese mismo día a S.S.T., nacido en Sevilla en 1976 y con 24 detenciones anteriores, mientras perpetraba su cuarto robo de la noche.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado de prensa, los agentes del referido grupo recibieron varias denuncias sobre robos con fuerza en domicilios ocurridos desde el mes de febrero en la capital hispalense, concretamente en la barriada del Cerro del Aguila, dándose la circunstancia de que todos los robos coincidían en una serie de aspectos que permitieron a los investigadores pensar que habían sido cometidos por un mismo autor.

De este modo, se trataba de domicilios habitados a cuyo interior se había accedido por terrazas ó balcones desde las azoteas, mientras que los robos se cometían siempre entre las 15,00 y las 17,00 horas, o bien, de madrugada, en la barriada del Cerro del Aguila. Así, los agentes iniciaron una investigación centrada en la identificación y localización del autor de siete robos cometidos en dicha barriada desde el 11 de febrero al 13 de marzo.

Para ello, los especialistas de Policía Científica realizaron minuciosas inspecciones de los domicilios, mientras que, a la espera de los resultados, los policías de la UDEV se centraron en obtener todos los datos posibles sobre la ejecución de los robos, localizando testigos, buscando imágenes de cámaras de vídeo-vigilancia y "peinando" el barrio a la búsqueda de indicios.

Las primeras pesquisas permitieron obtener diversas huellas en algunos de los domicilios, en unos casos digitales y en otros de calzado que no pertenecía a sus moradores, así como ampliar de manera detallada la lista de pertenencias sustraídas y obtener la descripción física del autor, a priori un desconocido para los agentes.

En una segunda fase, las huellas dactilares obtenidas por la Policía Científica arrojaron una identificación positiva tras su cotejo, siendo identificado P.J.B.F., el cual, además, encajaba de manera "perfecta" en el primer perfil esbozado por los agentes, ya que el estudio de su currículum delictivo demostraba que nunca antes había sido detenido en Sevilla y que era un consumidor habitual de sustancias estupefacientes ilegales.

Con estos datos y sin un domicilio conocido en la capital, los investigadores diseñaron un dispositivo de vigilancia para su localización y detención en el barrio afectado y, de manera discreta, en el entorno de los puntos de venta de droga más cercanos, donde pensaban que cambiaba lo sustraído por heroína.

Los agentes lo encontraron en la zona de las 3.000 viviendas el día 21 de marzo, procediendo a su detención y comprobando que todavía llevaba encima algunas de las pertenencias sustraídas y que las huellas de su calzado concordaban con las obtenidas en las escenas de los robos. Fue a partir de este momento cuando la investigación, que debería finalizar, dio un giro inesperado.

Tras comprobar que el detenido carecía de domicilio y que recorría la ciudad en busca de lugares donde pasar la noche, que era consumidor habitual de diversas drogas y que carecía de cualquier ingreso para costearse la adicción, se dispuso un nuevo análisis de las denuncias recibidas, pero esta vez extendiendo el radio de acción delictiva a otros distritos policiales de la ciudad, obteniéndose una denuncia de Triana y otra del centro que encajaban con los rasgos del detenido y su forma de actuar.

AGRESION CON ARMA BLANCA AL PROPIETARIO DE UNA VIVIENDA

Esta última denuncia era de particular relevancia, dado que el autor, al ser sorprendido en el interior de una vivienda ubicada en la calle Pimienta del barrio de Santa Cruz, respondió con gran agresividad a sus moradores esgrimiendo un arma blanca con la que infligió diversas heridas a uno de los residentes, logrando finalmente huir. El detenido fue reconocido por las víctimas una vez que se practicaron las diligencias policiales pertinentes.

La misma noche que el anterior, fue detenido S.T.S. en una intervención policial desarrollada en una urbanización de Sevilla Este a raíz de diversas llamadas recibidas en la Sala Operativa del 091 que alertaban de la presencia de una persona que estaba entrando en las casas escalando para ello las vallas de los patios.

Gracias a las descripciones aportadas y a la información recibida, la Sala del 091 comisionó al lugar diversos indicativos que acordonaron la zona y efectuaron una búsqueda exhaustiva de esta persona en las viviendas del perímetro, siendo sorprendido en el interior de una de ellas mientras robaba.

Además, los agentes localizaron a diversos testigos y víctimas que les permitieron demostrar que ése era el cuarto robo que el detenido perpetraba esa misma noche en la urbanización, recuperando además las pertenencias sustraídas en todos ellos. Finalizadas las diligencias policiales, los detenidos pasaron a disposición judicial.

  • 1