jueves, 25 abril 2019
23:17
, última actualización
Local

La Policía estudia el estado del terreno tras la cosecha para buscar a Marta

Barajan volver a la finca con el georradar o con máquinas excavadoras. Aún no hay fecha para la nueva búsqueda.

el 24 sep 2013 / 13:53 h.

TAGS:

busqueda-marta-majaloba-03Los investigadores de la Policía Nacional estudian la situación en la que se encuentra el terreno de la finca Majaloba, en La Rinconada (Sevilla), después de que haya concluido la recogida del maíz, para decidir qué pasos se siguen en la búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo. La Policía baraja ahora varias posibilidades, en función de varios factores y de la situación del terreno, como son volver a la finca con el georradar o con máquinas excavadoras, según han informado a Efe fuentes de este cuerpo de seguridad. Por el momento, no hay fecha concreta para comenzar la búsqueda en la finca, ya que se decidirá en función de diferentes factores que está analizando ahora la Policía, que mantiene un contacto permanente con la familia de la joven sevillana. Mientras tanto, la finca permanece acordonada en todo su perímetro, con vigilancia policial las veinticuatro horas, y con visitas del Grupo de Menores de la Policía Nacional (Grume) como la que se ha producido hoy. Un helicóptero con escáner termográfico detectó en julio dos fosas y tres zanjas en la finca, donde el asesino de la joven, Miguel Carcaño, confesó haber enterrado el cuerpo de Marta, por lo que la Policía tiene previsto inspeccionar esos puntos. Esta búsqueda del cuerpo de la joven asesinada en enero del 2009 es al menos la quinta que emprende la Policía, después de las realizadas en el Guadalquivir, en un vertedero, en un descampado de Camas (Sevilla) y en la llamada Ruta del Agua en el extrarradio de Sevilla, que han costado al Estado hasta ahora 616.319 euros. Carcaño, que ha dado siete versiones diferentes, ha sido excarcelado tres veces en los últimos meses pero ha sido incapaz de señalar el punto donde enterraron a Marta porque afirma que iba pendiente de seguir con su ciclomotor el coche de su hermano.

  • 1