sábado, 20 abril 2019
02:03
, última actualización
Local

La Policía halla en Guipúzcoa un zulo de ETA abandonado con explosivos

Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía localizaron ayer en las proximidades de la localidad guipuzcoana de Zegama, cerca del puerto de Etxegarate, un zulo abandonado por ETA con detonadores, temporizadores, cloratita y azufre y 15 kilos de Titadyne. Según estas fuentes, en el interior del zulo los agentes también hallaron cuatro fiambreras, varios mapas y algunos mandos a distancia. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 21:10 h.

TAGS:

Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía localizaron ayer en las proximidades de la localidad guipuzcoana de Zegama, cerca del puerto de Etxegarate, un zulo abandonado por ETA con detonadores, temporizadores, cloratita y azufre y 15 kilos de Titadyne. Según estas fuentes, en el interior del zulo los agentes también hallaron cuatro fiambreras, varios mapas y algunos mandos a distancia, material que se utiliza para fabricar bombas. La Policía busca un segundo escondite.

El hallazgo del zulo ha sido posible gracias al análisis de la documentación incautada a José Segurola Querejeta, detenido el 23 de marzo de 2005 en Francia cuando ejercía de lugarteniente del jefe de los comandos en aquella época, Garikoitz Aspiazu, Txeroki, arrestado igualmente el 17 de noviembre de 2008, informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Gracias a la investigación que siguió la entonces División Nacional Antiterrorista (DNAT) de la Policía Judicial francesa fue localizada dos meses después una vivienda en el departamento de Haute-Garonne relacionada con el detenido en la que hallaron numerosas armas y material explosivo pertenecientes a ETA.

La detención de Segurola Querejeta provocó la huida de un comando instalado en aquella época en la provincia de Guipúzcoa, quedando el zulo abandonado. Segurola habría actuado como responsable del comando en Francia y le habría suministrado el material explosivo hallado ayer. De hecho, en el momento de su detención, además de un arma y documentación falsa, Segurola llevaba en su coche varios recipientes de plástico con material explosivo.

Los agentes de la Comisaría General de Información, acompañados de efectivos del Tedax y la Unidad de Intervención Policial (UIP) encontraron ayer en el interior del primer zulo 15 kilos de dinamita de la marca Tytadine, probablemente procedente del robo de 1.600 kilos de este explosivo en un almacén de Grenoble el 8 de marzo de 2001.

La banda estuvo utilizando Tytadine desde 1999 -año en el que robó nueve toneladas de esa dinamita en la localidad de Plevin- hasta principios de 2005. Tras utilizar parte de la dinamita y perder la otra parte, ETA sustrajo 4.000 kilos de clorato de sodio en abril de 2005 y regresó al uso de la cloratita.

  • 1