Local

La Policía indaga la implicación del atracador fallecido en otros delitos

La Policía Nacional sospecha que el atracador fallecido en el asalto al supermercado Bon Sabor de la Gran Plaza formaba parte de una banda organizada y podría haber cometido otros delitos. Una semana después del tiroteo, en el que resultó herido el comisario del distrito Sur, el otro ladrón no ha sido detenido.

el 15 sep 2009 / 18:03 h.

TAGS:

La Policía Nacional sospecha que el atracador fallecido en el asalto al supermercado Bon Sabor de la Gran Plaza formaba parte de una banda organizada y podría haber cometido otros delitos. Una semana después del tiroteo, en el que resultó herido el comisario del distrito Sur, el otro ladrón no ha sido detenido.

Los agentes de Atracos, de Homicidios, Policía Científica... todos están volcados en desenmarañar un caso que se les resiste. Mientras llegan los resultados científicos -huellas dactilares, ADN- que puedan precisar la identidad del compinche del muerto, tratan de avanzar atando los cabos sueltos.

Las pesquisas sobre el fallecido, Bernardo M.S., detenido por primera vez en junio por robar motos, hacen pensar que formaba parte de una banda organizada y es probable que hubiera participado en otros asaltos, aunque no se le habían atribuido. No es extraño: a un primer atraco es difícil seguirle la pista, a menos que a los delincuentes los traicione una cámara de seguridad o una huella. Pero a medida que cometen otros se perfila un patrón que permite identificarlos. Ahora se verificará si sus huellas estaban en los escenarios de otros atracos.

Esta banda no tendría una estructura estable, sino que estaría formada por "cuatro o cinco personas", quizá más, que actuaban de forma individual o se unían en parejas o tríos a la hora de delinquir, y ahí estriba la dificultad para saber quién iba con él cuando asaltaron el comercio de la Gran Plaza el viernes pasado.

La prioridad es localizar al segundo atracador, que huyó cuando comenzó el tiroteo en el que murió su secuaz y resultó herido de bala en el estómago el comisario Jesús Gómez Palacios, pero hay más de un candidato. Los investigadores han seguido varias pistas, tras identificar a las compañías del fallecido. Unas parecen haber llegado a un callejón sin salida, otras se siguen investigando.

Lo que está claro es que ni el modo de actuar en el supermercado ni el arma -una pistola de las que usaba la policía hasta hace poco, con el número de serie borrado como muestra inequívoca de su procedencia ilegal-, ni tampoco las compañías que se le atribuyen apuntan a un delincuente novato. Otros integrantes de la banda sí acumulan muchos antecedentes, según fuentes policiales.

Si él estaba más o menos metido en ese mundillo fue el centro de una controversia esta semana, cuando la Policía acusó a la Justicia de dejar libre a un delincuente "potencialmente peligroso" cuando el fallecido fue detenido en junio y se halló un arsenal en su casa. Los jueces alegaron que las armas fueron compradas legalmente -aunque al parecer no actualizó los permisos- y nada lo señalaba como peligroso.

  • 1