martes, 13 noviembre 2018
05:22
, última actualización
Local

La Policía indaga si la droga de Toxicología se robó en varios días

Los sospechas de los investigadores se siguen centrando una semana después en los trabajadores.

el 30 mar 2012 / 19:56 h.

TAGS:

Las instalaciones del Instituto Nacional de Toxicología en San Jerónimo, donde desapareció la droga.

De no ser porque el desorden nadie se habría dado cuenta que del Instituto Nacional de Toxicología habían desaparecido 31 kilos de droga. Por eso, los investigadores no descarta que la sustracción se produjera en diversos días, de tal forma que el ladrón o los ladrones se hubieran estado llevando la droga poco a poco y sin que nadie se percatara de ello. Una semana después, la Policía sigue centrando sus sospechas en los trabajadores, aunque aún no se han producido detenciones.

Fuentes judiciales confirmaron a este periódico que en la investigación hay varias vías abiertas sobre el robo descubierto el 23 de marzo. Sin embargo, la que más peso tiene es que alguien de dentro se hubiera estando llevando la droga poco a poco sin que el resto de compañeros se dieran cuenta. Lo que le hace a los investigadores tener esta sospecha es el hecho de que mucha de la droga sustraída eran muestras que ya habían sido analizadas y que, por tanto, estaban almacenadas en las instalaciones a la espera de que un juez diera la orden de destrucción. Por ello, los trabajadores podría hacer meses que ni siquiera la revisaban, sino que simplemente estaba allí custodiada porque aún no había llegado la orden judicial.

Esto supone que alguien pudo sacar estas pequeñas cantidades, enviadas al Instituto para analizar su pureza y composición, sin ser visto y que la voz de alarma no saltara hasta que dejó desordenado el lugar en el que se encuentra el armario bajo llave en el que se custodia las sustancias estupefacientes. Si esto es así, según fuentes del Ministerio Público consultadas por este periódico, será complicado encontrar al responsable, ya que si el alguien de dentro es lógico que sus huellas estén en el almacén. Además, las cámaras de seguridad no aportarán ningún dato salvo que haya alguna que desde su situación pueda captar el momento del robo.

No obstante, la investigación sigue abierta y no se descarta ninguna opción, como que el robo se produjera el mismo día o que fuera alguien ajeno a Toxicología. De momento, la Policía Nacional sigue trabajando tras haber tomado declaración a la plantilla y haber visionado las imágenes que grabaron las cámaras de seguridad. Por el momento, no se ha producido ninguna detención.

El robo se detectó el jueves pasados, día en el que los trabajadores del Servicio de Química se dieron cuenta al encontrar las dependencias desordenadas. Entonces vieron que 30 kilos de heroína y uno y medio de cocaína habían sido robados, por lo que la dirección del centro puso una denuncia en el juzgado.

El caso recuerda al robo de 154 kilos de droga en la Jefatura de Blas Infante hace cuatro años, por el que un exagente está en prisión junto con su cómplice, mientras que sus parejas están en libertad con cargos a la espera de que se celebre el juicio.

  • 1