miércoles, 19 diciembre 2018
06:41
, última actualización
Local

La Policía investiga una agresión sexual a una joven en la botellona

El suceso pasó inadvertido para el dispositivo de la Policía Local

el 08 oct 2011 / 19:57 h.

TAGS:

La Policía Nacional investiga una presunta agresión sexual a una joven ocurrida el pasado jueves durante la macrobotellona celebrada en el Charco de la Pava y en la que llegaron a congregarse unos 5.000 jóvenes, según fuentes policiales.


Este suceso no fue registrado en el balance de asistencias sanitarias que ofreció el Ayuntamiento de Sevilla a la finalización de la enorme botellona, saldado hasta entonces sólo con dos atenciones: una por intoxicación etílica y la otra a causa de las heridas sufridas en un pie por una joven con los cristales de las botellas que quedaron esparcidas por el suelo.


Se da la circunstancia de que esta primera macrobotellona del curso estuvo férreamente vigilada por las fuerzas de seguridad, un blindaje policial, montado desde por la mañana, y que impidió la entrada de coches y motos al descampado, lo que facilitó que, al llegar la noche, la concentración se disolviera antes de lo previsto al estar privados de música y luz. La Policía Nacional apostó varios furgones de antidisturbios en la zona, mientras que la Policía Local estableció un vistoso dispositivo de controles de alcoholemia y trató de impedir que chavales borrachos cruzasen la avenida Carlos III por cualquier lado instalando vallas entre los carriles de uno y otro sentido para obligarlos a cruzar por los semáforos.


El Ayuntamiento llegó a anunciar ese mismo día que impediría la celebración de la botellona, convocada una vez más a través de las redes sociales, aplicando la ley andaluza que prohibe el consumo de alcohol en la vía pública; sin embargo, la concentración de jóvenes sí llegó a celebrarse. El mensaje del Ayuntamiento fue entonces que se había optado por "priorizar" la seguridad de los jóvenes para que todo saliera bien. Pero algo falló.


No es la primera vez que una botellona acaba con tintes trágicos en el Charco de la Pava. El pasado mes de marzo un joven vecino de La Puebla de Cazalla, Francisco José Guerrero Vargas, moría apuñalado en este mismo escenario cuando una discusión aparentemente a cuenta de un vehículo sin importancia derivó en una brutal agresión que acabó con su vida. Los jóvenes se habían concentrado entonces para dar la bienvenida a la primavera.

  • 1