Local

La Policía Local busca recambio a dos de sus seis sedes de barrio

Un tercio de las sedes de barrio de la Policía Local necesitan una mudanza urgente. Las reclamaciones sindicales han logrado que el Consistorio asuma el hacinamiento de los policías y la deficiente atención que se presta al ciudadano.

el 15 sep 2009 / 18:10 h.

TAGS:

Un tercio de las sedes de barrio de la Policía Local necesitan una mudanza urgente. Las reclamaciones sindicales han logrado que el Consistorio asuma el hacinamiento de los policías y la deficiente atención que se presta al ciudadano y busque nuevas oficinas para Centro y Macarena.

Aunque la atención a los barrios sea prioritaria y la nueva organización de la Policía Local prevea pequeñas jefaturas de distrito descentralizadas, hoy las infraestructuras no lo permitirían. No sólo porque hay seis distritos en vez de once, aunque hace ya tres años que cambió la división de la ciudad, sino porque ni siquiera los que hay están bien.

En el caso del distrito Centro, en la calle Crédito, un informe del área de Prevención de Riesgos Laborales fechado en octubre recomienda el traslado. Alega falta de espacio; grietas en paredes y techos; aseos compartidos por público y policías; un vestuario demasiado pequeño para los 58 agentes y sólo para hombres, lo que obliga a la única mujer a cambiarse en un almacén; y falta de seguridad al ser compartido con la sede del distrito municipal, abierta a cualquier ciudadano.

El concejal de Seguridad y Convivencia, Alfonso Mir, visitó el viernes varias dependencias junto al jefe de la Policía, técnicos de Prevención de Riesgos y delegados del Sindicato Profesional de la Policía Local, Sppme, que llevan años reclamando la mejora de las instalaciones. Hay varias opciones, pero la única que tiene la extensión necesaria para acabar con el hacinamiento está fuera del distrito, por lo que el Sppme considera que ninguna es adecuada.

La situación del distrito policial Centro se une a la de Macarena, en Fray Isidoro de Sevilla, que lleva ocho meses pendiente del cambio. También es demasiado pequeño y sus condiciones son insalubres. En marzo, la entonces responsable de la Policía, Nieves Hernández, se comprometió a trasladarlo a otro el doble de grande en mayo, pero los 87 policías del distrito aún esperan. La idea era irse al edificio del distrito municipal cuando éste se vaya a uno nuevo.

Hernández también dijo hace ahora un año que habría una partida de 600.000 euros para sustituir la sede de Centro y crear dos nuevas en Cerro-Amate y Macarena Norte, "pero de ese proyecto nunca más se supo", se quejó ayer el presidente del Sppme, Manuel Bustelo, que achacó las carencias a que "el Ayuntamiento no invierte en la Policía Local".

Bustelo consideró incoherente que el nuevo organigrama policial busque la descentralización en los barrios para lograr una atención más cercana cuando dos sedes necesitan un traslado inmediato y otras dos son deficientes. Éstas son Triana, en la calle Santa Fe y con 72 policías; y Nervión-San Pablo, con 40 y 44 policías distribuidos en dos sedes en Federico García Lorca y Éfeso, que funcionan como una sola, con un mando unificado. Las otras dos -Sur, en Alcalde Juan Fernández y con 81 policías; y Este, en la calle Camino y con 80 efectivos-, inauguradas en los dos últimos años, son las únicas que reúnen condiciones. Hay una subtenencia en Rochelambert pero no atiende gestiones al ser de uso estrictamente policial.

"Si se quieren hacer políticas policiales de barrio debe ser en función de las necesidades de cada barrio, por lo que tendría que haber una sede en cada uno de los 11 distritos y en mejores condiciones", sentenció Bustelo.

  • 1