Local

La Policía peina La Bachillera para dar con una banda de atracadores

La Policía Nacional está peinando desde ayer la zona de La Bachillera en busca de una banda que podría ser responsable de la serie de robos con violencia que ha tenido lugar en el distrito Macarena en las últimas semanas.

el 15 sep 2009 / 19:54 h.

TAGS:

La Policía Nacional está peinando desde ayer la zona de La Bachillera en busca de una banda que podría ser responsable de la serie de robos con violencia que ha tenido lugar en el distrito Macarena en las últimas semanas. La investigación, compleja, puede prolongarse hasta final de la semana.

Según informaron fuentes de la investigación, los efectivos del Cuerpo Nacional de Policía, pertenecientes al grupo de la Macarena, rastrearon el barrio desde primera hora de la mañana y hasta bien entrada la tarde. Su objetivo era localizar a los presuntos autores de los robos que, desde el pasado mes de noviembre, están atemorizando la zona norte del distrito, y que se han cebado especialmente con las barriadas de Las Golondrinas, Gustavo Adolfo Bécquer y El Cerezo. La espectacularidad del dispositivo tuvo en vilo a los vecinos de la zona durante toda la jornada, especialmente a la altura de la calle Eucalipto, desde donde se desplegaron los agentes por las calles de La Bachillera.

Los investigadores confirmaron ayer que la operación es "compleja" y que, por tanto, "necesita varios días para desarrollarse completamente y así no dejar flecos sueltos". Hasta que no finalice la operación, por tanto, no se conocerá el saldo final de detenciones e incautaciones que de ella se han derivado. Sí está confirmado que la actuación de la Policía Nacional vendrá a resolver "con práctica seguridad" varios de los robos con violencia de las últimas semanas. En la zona actuaban, hasta ahora, grupos de chicos jóvenes que, ocultos con pasamontañas y blandiendo navajas y cuchillos caseros de grandes dimensiones, asaltaban los comercios de la zona, de todo tipo: panaderías, fruterías, pizzerías, peluquerías, tiendas de ropa...

Los vecinos ya estaban realmente atemorizados, ya que además de llevarse la recaudación de las cajas -de entre 100 y 200 euros habitualmente-, los atracadores hacían mucho daño, rompiendo escaparates y mobiliario. A eso se sumaba la "intimidación" a que sometían a sus víctimas, a las que amenazaban con sus armas, sostienen las mismas fuentes.

  • 1