Deportes

La Policía protege al Betis

El beticismo ya está aburrido de sufrir y así se lo dio a entender al equipo ante el Atlético de Madrid, pero la protesta adquirió ayer un cariz más violento de la mano de varios seguidores que lanzaron huevos contra los coches de algunos futbolistas. El Betis posiblemente se irá de la ciudad el jueves.

el 16 sep 2009 / 02:35 h.

El beticismo ya está aburrido de sufrir y así se lo dio a entender al equipo ante el Atlético de Madrid, pero la protesta adquirió ayer un cariz más violento de la mano de varios seguidores que lanzaron huevos contra los coches de algunos futbolistas. El Betis posiblemente se irá de la ciudad el jueves.

La situación del Betis a tres jornadas del final roza el dramatismo y los aficionados ya no saben a qué atenerse con su equipo, que ha enlazado cuatro derrotas consecutivas y es incapaz de alcanzar la barrera de los 40 puntos. El hartazgo ha llegado a tal punto que varias decenas de seguidores se presentaron ayer por la mañana en la ciudad deportiva para manifestar su enfado. Como el entrenamiento fue a puerta cerrada, los hinchas se quedaron fuera, pero no por eso dejaron de protestar. Al contrario. Primero intentaron entrar en el recinto, e incluso golpearon la puerta de entrada pese a los diplomáticos intentos de persuadirlos de Salva, el responsable de instalaciones, y más tarde empezaron a lanzar huevos y piedras por encima de la valla circundante.

Sólo fue el principio. Avisadas las autoridades de lo que estaba aconteciendo y con el entrenamiento ya finalizado, la Policía Nacional se personó allí con dos furgones, dos coches y dos motos; la Policía Local aportó otro vehículo. El problema es que la puerta principal de la ciudad deportiva ya se había abierto un poco antes y los primeros futbolistas se encontraron con que los aficionados -algunos de los cuales habían llegado a las nueve de la mañana, una hora antes del inicio del entreno- los estaban esperando huevos en mano.

La presencia policial sí permitió que otros jugadores, más afortunados, pudiesen abandonar la instalación sin más problemas que los típicos improperios, pero las fuerzas de seguridad se marcharon antes de que saliese toda la plantilla, de manera que los rezagados volvieron a sufrir la ira de los hinchas. El peor parado fue Arzu, pero tampoco Rivera se libró de la agresión oval. Claro que no todos fueron castigados. Incluso hubo aplausos para Edu, por poner un ejemplo.

También hubo jugadores que eligieron otras opciones. Juanito cedió su coche a un trabajador del club y salió por otra puerta que no era la principal, mientras que Capi directamente dejó su vehículo en la ciudad deportiva y pidió un taxi.

No es el primer incidente que padecen los futbolistas del Betis. El sábado de madrugada, cuando llegaron al estadio después de aterrizar procedentes de Bilbao, los profesionales se encontraron con que un puñado de aficionados, Supporters Sur la mayoría, habían ido allí para protestar por la derrota en San Mamés. Y ayer mismo por la mañana, antes del festival de huevos, ya habían aparecido pintadas contra Manuel Ruiz de Lopera y los jugadores en el estadio y la ciudad deportiva.

CONJURA Y CONCENTRACIÓN

La tensión es evidente y el Betis va a tomar algunas medidas para aliviar la presión que existe sobre los peloteros. Hoy mismo, un jugador de peso hablará tras el entrenamiento -también a puerta cerrada en la ciudad deportiva- para asumir la responsabilidad de la plantilla y solicitar unión antes del encuentro contra el Almería. Y el jueves es casi seguro que Josep Maria Noguès sacará al plantel de Sevilla para preparar esa finalísima con la mayor tranquilidad posible. Hay varias alternativas y parece que la principal es el lujoso Vale do Lobo, en el Algarve. Montecastillo tiene el inconveniente de que el Xerez se va allí para preparar el ascenso. Hay otras opciones (Antequera, Ayamonte...) y hoy se tomará la decisión de si hay stage o no.

LOS SUPPORTERS PROMETEN APOYAR ANTE EL ALMERÍA

Los Supporters Sur acudieron ayer a los medios oficiales del club para realizar algunas aclaraciones sobre sus últimas actuaciones. Por ejemplo, revelaron que una de las pancartas que exhibieron en el partido ante el Atlético -"vencer o morir", rezaba- no tenía intenciones amenazantes. También anunciaron que para el próximo domingo, en el choque contra el Almería, se comprometen a dar todo su apoyo al equipo, al menos mientras el balón esté en juego.

  • 1