Local

La Policía rastrea ya en los residuos

La Policía busca a Marta del Castillo entre pequeños montones de basura que los operarios han ido separando en el vertedero. Con ayuda de palos los agentes apartan los restos para localizar un rastro. Por ahora han hallado periódicos de días próximos al 24 de enero que evidencian que están en la zona sensible. Foto: Paco Cazalla.

el 16 sep 2009 / 00:23 h.

TAGS:

R.Velis / I.Comesaña

La Policía busca a Marta del Castillo entre pequeños montones de basura que los operarios han ido separando en el vertedero. Con ayuda de palos los agentes apartan los restos para localizar un rastro. Por ahora han hallado periódicos de días próximos al 24 de enero que evidencian que están en la zona sensible.

La búsqueda de Marta ha llegado ya a la zona sensible, lo que obliga a que el trabajo en el vertedero MonteMarta-Cónica sean más minucioso. Ayer, la Policía rastreaba entre los pequeños montones de basura que se han separado del inmenso cerro en el que estaban enterrados los residuos del 24 de enero, día del crimen.

Ayudados con palos, seis agentes de la Policía Nacional (dos de la Policía Judicial, dos de la Científica y dos del Grupo de Menores) revisaban con "cuidado" la basura de cada montón, a la vez que abrían todas las bolsas que pudieran ser sospechosas. Mientras tanto, un pequeño grupo de operarios se encargaba de ir creando nuevos montones, que luego eran extendidos para su análisis.

Un esquema de trabajo que se repetirá hasta que se rastree toda la basura depositada el 24 de enero o hasta que aparezca el cuerpo, si es que como dice ahora el supuesto autor, Miguel Carcaño, fue tirado a un contenedor de la calle León XIII. Una tarea minuciosa, pues son muchas toneladas, por lo que ayer la Policía se atrevía a estimar cuánto tardarán en revisarlo todo.

Hasta el momento, y tras tres días de trabajo, no ha aparecido ningún rastro de Marta. La Policía no sólo busca su cadáver, sino también su ropa y otros objetos, después de que Miguel confesara que los tiraron en el mismo contenedor y en varias papeleras de la zona. Ayer sólo encontraron varios periódicos y revistas de fechas próximas al 24 de enero, lo que les sirvió para marcarles la zona sensible.

Por otro lado, el juez que investiga el crimen de Marta, Francisco Molina, tomará hoy declaración a los testigos propuestos por el letrado de Samuel Benítez. En el Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla están citados la novia del joven y sus amigos, con quienes asegura que estuvo la noche del 24 de enero, hasta que se marchó para incorporarse a las labores de búsqueda de la joven.

El magistrado intentará esclarecer con estos testigos la secuencia horaria de esa noche, uno de los puntos aún por determinar. Fuentes de la investigación creen que el crimen y la desaparición del cuerpo se produjeron entre las 20.00 y las 02.00 horas, Miguel no lo concretó en su declaración porque no llevaba reloj esa noche y no sabía a qué hora agredió a Marta con ayuda de El Cuco que, según su versión, fue quien la estranguló.

En este nuevo relato, Miguel asegura que su amigo Samuel no le ayudó a deshacerse del cadáver, pese a que en un principio le incriminó y a que éste reconoció su participación, aunque luego lo negó ante el juez, alegando presión policial. Los investigadores no tienen pruebas biológicas contra él.

A las declaraciones de hoy tendrá que acudir la nueva letrada de Miguel, nombrada de oficio, pese a que el viernes entregó su renuncia en el juzgado después de que también lo hiciera el primer abogado, Antonio Jiménez. El decano del Colegio de Abogados, José Joaquín Gallardo, se entrevistará con ella cuanto antes ya que es él quien debe decidir si la acepta. La abogada deberá asistirle hasta que se nombre a un nuevo letrado de oficio.

Por otra parte, el Consejo Audiovisual de Cataluña ha analizado 83 horas de programas de televisión sobre el caso, incluidas entrevistas a amigos de Marta o al entorno de Miguel, y se ha denunciado ante el Gobierno la "vulneración" de derechos de los menores que aparecen.

  • 1