Local

La Policía ratifica que Gaviño entregó un sobre con dinero a la concejal de Camas a cambio del voto

el 08 nov 2012 / 16:02 h.

TAGS:

Un agente del Cuerpo Nacional de Policía ha ratificado que, la  noche del día 12 de septiembre de 2005 y en el marco de un encuentro  mantenido en un establecimiento hostelero de Sevilla, el empresario  Eusebio Gaviño entregó un sobre con 12.000 euros a la que fuera  concejal del Ayuntamiento de Camas (Sevilla) Carmen Lobo a cambio de  que votara a favor de una "recalificación".

Durante su declaración en el juicio con jurado popular que se  celebra en la Audiencia Provincial de Sevilla, este funcionario  policial ha relatado que, junto a una compañera, participó en el  dispositivo de vigilancia establecido en torno a esta reunión. Los  mandos "me dijeron que teníamos que estar atento a un posible  intercambio" y que se trataba de una investigación "por un presunto  delito de cohecho o de tráfico de influencias", ha explicado.  

Así, y según el relato de este testigo, ambos agentes acudieron a  la 'Taberna Medieval' y se sentaron en una mesa "próxima" a la  ocupada por la denunciante y por el empresario acusado, desde donde  pudieron ver cómo Eusebio Gaviño entregaba a la exconcejal un sobre,  tras lo que la propia Carmen Lobo se levantó de le mesa y se dirigió  al cuarto de baño del local.  

A continuación, la agente se dirigió también al cuarto de baño,  donde "se identificó como Policía" ante la exconcejal, quien "le dijo  que le había dado un sobre con dinero", aunque no le precisó la cifra  exacta. Tras ello, Lobo volvió a la mesa, donde estuvo otros diez  minutos con el empresario y, a continuación, se marcharon del local.  

Este policía, que ha negado que viera cómo Gaviño entregaba a Lobo  un papel --con los puntos del día del pleno que debía votar a  favor--, ha señalado que él sólo pudo escuchar "frases sueltas" al  estar "más alejado" de la mesa de la exconcejal, aunque su compañera  "sí pudo escuchar" frases "relacionadas con dinero" y cómo el  empresario "le decía  a Lobo que no se preocupara" y que "sólo tenía  que dar su voto" en relación con una "recalificación".

También ha declarado este jueves el inspector jefe responsable de  la operación, quien ha narrado que fue el exmilitante de IU Francisco  Gordo quien "nos dio la primera noticia del asunto", ya que "nos dijo  que Lobo había recibido a través de él proposiciones para votar en  determinado sentido en los plenos y recibir como compensación una  cantidad de dinero".

Este agente ha señalado que el propio Gordo les hizo entrega de un  MP3 y un CD con el contenido de la grabación realizada en torno a la  reunión que el denunciante mantuvo en casa de Gaviño con éste y el  resto de imputados, como son el exalcalde de Camas Agustín Pavón, el  exconcejal del PP Antonio Enrique Fraile y el exedil del PA José del  Castillo. "Escuchamos perfectamente su contenido" y ambos soportes  "contenían la misma conversación", ha dejado claro.  

NIEGAN QUE UTILIZARAN A LOBO COMO "CEBO"


Tras escuchar esta conversación, el responsable de la  investigación ha dicho tener la "sensación" de que Francisco Gordo  "trataba de comprometer con sus preguntas a los interlocutores porque  estaba grabando".  

Este agente, que ha negado que esta reunión tuviera como fin que  Gordo les entregara a los acusados una sentencia --frente a lo  argumentado por los acusados--, ha asegurado que Lobo, tras reunirse  la primera vez con Gaviño en El Manchón, "sabía que iba a volver a  reunirse por la noche y que iba a recibir dinero e instrucciones  sobre qué puntos del pleno tenía que votar favorablemente", un  conocimiento "que derivaba de lo que le había dicho Gaviño".

"No recuerdo si le di instrucciones a Carmen Lobo, sólo le  recomendaría prudencia", ha afirmado, negando que "le dijera que  actuara como cebo" y señalando que la información sobre el presunto  intento de soborno la recibió a través de los dos denunciantes. "Lo  primero que hacemos cuando recibimos una denuncia es darle presunción  de veracidad", ha puesto de manifiesto.

FRAILE Y DEL CASTILLO, IDENTIFICADOS EN UN COCHE CERCA DE LA TABERNA


Otro agente que participó en la investigación ha aseverado que fue  Francisco Gordo quien acudió a la sede policial para contar "que  había un intento de compra de la voluntad de Lobo y que querían  doblegar su voluntad con una contraprestación económica", tras lo que  el denunciante entregó un MP3 "que oímos, porque el contenido de la  grabación era un indicio de lo que podía estar ocurriendo".  

Según ha añadido, desde el inicio de la investigación, "a nivel  personal me dio la sensación de que no había duda alguna" de que los  acusados "intentaban comprar la voluntad política" de Carmen Lobo,  ello en base "al nivel de enfrentamiento personal existente; por la  que forma en que contactaron y por lo que se oía en la grabación".  

Este policía ha dicho que, durante la reunión de la 'Taberna  Medieval', participó en el dispositivo de seguridad desplegado en el  exterior del local, desde donde pudo ver cómo un vehículo "daba  vueltas sin mucho sentido y continuamente, ralentizando el paso  cuando pasaba por la taberna", por lo que apuntó la matrícula y pudo  comprobar posteriormente que los ocupantes del coche eran Fraile y  Del Castillo.

"INDICIOS"

Este agente ha relatado que, después de confirmar que Gaviño había  entregado un sobre con dinero a la exconcejal, pudieron determinar  que "se había cometido un delito", aunque no procedieron a su  detención porque "no estaban claros los autores" del referido delito,  aunque en un momento dado la investigación "se truncó y se abortó" y  se "decidió detener" a los acusados en base "a los indicios  existentes".

Ha agregado que estos "indicios" eran las declaraciones de  Francisco Gordo y de Carmen Lobo "y una interpretación lógica y  racional de lo que estaba ocurriendo allí", ya que "era obvio que las  partes tenían una enemistad manifiesta".

En la jornada de este jueves han comparecido también dos peritos  propuestos por la defensa de Agustín Pavón, en concreto dos técnicos  de sonido que han afirmado que el MP3 que entregaron los denunciantes  presenta "un corte en un audio", mientras que "faltan archivos que se  han borrado", por lo que "íntegramente no está todo lo que en su  momento se grabó".  

  • 1