Local

La Policía realizará controles en las zonas de más riesgo para los taxistas

La Policía Nacional instalará controles en las zonas que los taxistas consideren más inseguras para evitar nuevas agresiones a este colectivo. Fue una de las medidas anunciadas ayer por el subdelegado del Gobierno de la Nación en Sevilla, Faustino Valdés, tras reunirse con los taxistas, quienes descartaron las protestas que habían anunciado por este motivo.

el 16 sep 2009 / 07:20 h.

TAGS:

La Policía Nacional instalará controles en las zonas que los taxistas consideren más inseguras para evitar nuevas agresiones a este colectivo. Fue una de las medidas anunciadas ayer por el subdelegado del Gobierno de la Nación en Sevilla, Faustino Valdés, tras reunirse con los taxistas, quienes descartaron las protestas que habían anunciado por este motivo.

Los taxistas consiguieron arrancar a Valdés los compromisos de seguridad que reclamaban y el subdelegado del Gobierno, además de anunciar desde ayer el refuerzo policial, especialmente por las noches, adelantó que mañana se convocará de nuevo la mesa de seguridad del taxi "para analizar al detalle las reivindicaciones del sector, identificar concretamente puntos de riesgo y debatir el problema".

En esta mesa estarán presentes los taxistas, la Policía Nacional y la Local, y entre todos elaborarán un mapa con las zonas más conflictivas "como se hizo en 2004 y 2005 con buenos resultados", según explicó el presidente de la Unión Sevillana del Taxi, Fernando Morales, quien cifró en unos 500 los taxistas que trabajan de noche los días entre semana y en un millar durante los fines de semana.

Valdés justificó que la mesa llevara meses sin convocarse con el argumento de que "hasta ahora no había habido problemas de seguridad". De hecho, negó, "como se viene diciendo, que cada semana haya habido atracos a taxistas", y puntualizó: "Se han producido dos este año, por lo que se puede afirmar que el sector no vive en un clima de inseguridad", señaló Valdés, si bien, reconoció que "estos profesionales pueden verse sometidos a situaciones de riesgo y hay que tomar medidas". La mesa de seguridad del taxi se creó tras el asesinato del taxista Amador Guerrero en agosto de 2004.

Junto a estas medidas, Valdés anunció también que se pondrá en marcha un protocolo para la agilización de denuncias por este motivo a través de las asesorías judiciales de las asociaciones de taxistas "para obtener así una respuesta lo más rápida posible", y está previsto también que la Policía dé al colectivo cursos de protección ante situaciones de riesgo ante la amenaza de una agresión o un atraco.

Los taxistas de Sevilla denunciaron recientemente la falta de seguridad que sufren, especialmente durante la noche, y que los controles policiales en las zonas más conflictivas han desaparecido paulatinamente desde el último asesinato de un compañero en el año 2004, por lo que amagaron incluso con suspender el servicio nocturno si no se tomaban medidas.

  • 1