Local

La Policía se aferra a Majaloba pese al fiasco de los enclaves del georradar

En las siete zanjas abiertas a indicación del informe técnico no se encontraron restos de la menor. La búsqueda de la joven prosigue a lo largo de la tubería que se instaló en la finca a pie de carretera.

el 09 oct 2013 / 09:18 h.

TAGS:

La familia de Marta del Castillo en la finca Majaloba durante la búsqueda de este miércoles. / EFE La familia de Marta del Castillo en la finca Majaloba durante la búsqueda de este miércoles. / EFE La Policía Nacional se aferra a buscar el cuerpo de Marta del Castillo en la finca Majaloba, en La Rinconada, donde, según la última versión ofrecida por su asesino, Miguel Carcaño, fue enterrada la menor. Los trabajos se iniciaron el martes por la tarde, se reanudaron ayer a las 8.00 horas y se prolongaron hasta la 22.00 horas, para continuar en el día de hoy, a pesar de no haber hallado restos en los puntos calientes que el georradar marcó como posibles lugares donde se podría encontrar el cuerpo de la chica. Entre las dos jornadas se abrieron aproximadamente siete zonas marcadas por el georradar, pero sin hallar rastro de la muchacha. Ya a media tarde se continuó con su búsqueda en la misma finca pero en puntos diferentes. Esta nueva tentativa se centra a lo largo de una tubería que se instaló a pie de la carretera que va a La Rinconada, donde, según investigaciones de la Policía y de la información facilitada por la empresa Tracsa, la que instaló el conducto, podría encontrarse el cadáver, puesto que en la fecha que se mató a la niña, en enero de 2009, en esa zona había zanjas abiertas. Esta búsqueda de la joven Marta del Castillo es la quinta que se realiza para intentar localizar su cuerpo, después de que Carcaño confesara que no era el autor del crimen y acusara a su hermano de ser el asesino. Los operarios de Tracsa marcaron ayer las zonas en las que había zanjas abiertas a lo largo de todo el perímetro de la finca para controlar las posibles fugas de la tubería que habían instalado en enero de 2009. La Policía prevé abrir más de un centenar de agujeros puesto que se están inspeccionado aproximadamente 700 metros de tubería, en los que cada 6 metros había un hoyo para controlar si la conducción estaba en perfecto estado. Cuando ayer dejaron de buscar ya habían abierto una veintena de agujeros. Una vez que finalice la inspección de estas zanjas el dispositivo de búsqueda de Marta del Castillo en Majaloba se dará por concluido en esta finca. No obstante, y aunque la búsqueda de la menor no sea positiva en Majaloba, la Policía mantendrá abierta la investigación para seguir buscando en otros puntos donde haya indicios suficientes de poder encontrar el cuerpo de la joven. Estos últimos trabajos se desarrollaron el martes de las 16.00 a las 23.00 horas (incluso con luz artificial) y se reanudaron ayer a las 8.00 horas, con una pausa de dos horas para el almuerzo, y se prolongaron hasta las 22.00 horas. Se excavó en los puntos que marcó el georradar después de los dos rastreos que se hicieron (en verano y a finales de septiembre), principalmente a lo largo de la zona por la que transcurre la tubería y en las cercanías de una torreta que hay en la finca junto a la carretera. La Policía centró sus esfuerzos en dos puntos principales, en un intervalo de unos veinte metros que coincidían con esa tubería, y posteriormente pasó a otros puntos aledaños marcados por el gerorradar, aunque la búsqueda fue infructuosa, por ello se amplió la misma a otros lugares cercanos. El padre de Marta del Castillo, Antonio del Castillo, y el tío, Javier Casanueva, estuvieron presentes en los trabajos junto a la Policía, mientras que su abuelo, José Antonio Casanueva, estuvo en las inmediaciones de la finca. La Policía mantuvo ayer un dispositivo de seguridad para mantener la privacidad de los trabajos, e incluso acudieron agentes a caballo y un helicóptero. En total trabajaron una veintena de agentes. El martes hubo un momento de esperanza entre la familia y la Policía al encontrarse una malla naranja de obra, algo que, según dijo Carcaño, vio el día que enterró el cuerpo de su exnovia.

  • 1