Local

La Policía requisa los cuatro contenedores de León XIII por si hay ADN de Marta

Los cuatro contenedores más próximos a la casa de Miguel Carcaño, donde éste dijo haber arrojado el cadáver de Marta, fueron retirados por Lipasam y sustituidos por otros el mismo día que el chico cambió su declaración, según fuentes del servicio municipal de limpieza.

el 16 sep 2009 / 00:10 h.

TAGS:

D. Suárez / D. Cela

Los cuatro contenedores más próximos a la casa de Miguel Carcaño, donde éste dijo haber arrojado el cadáver de Marta, fueron retirados por Lipasam y sustituidos por otros el mismo día que el chico cambió su declaración, según fuentes del servicio municipal de limpieza. La Policía requisó los contenedores, que se mantienen reservados en una nave, donde hoy mismo serán desmontados para facilitar las pruebas biológicas por si hubiera ADN de la niña. Ninguno de los cubos había sido limpiado por dentro desde el 24 de enero, día en el que la niña fue asesinada.

El cadáver de Marta, según la nueva versión del crimen que ha dado Miguel, fue envuelto en dos bolsas negras de plástico, transportada en silla de ruedas hasta la esquina de León XIII con Jorge de Montemayor, a unos pocos metros de su piso, y arrojada a uno de los cuatro contenedores. De ser cierto este relato de los hechos, el cadáver hubiera sido recogido esa noche por el camión de la basura a las 2.30 de la madrugada, y tras un largo recorrido habría acabado en el vertedero de Montemarta-Cónica, en Alcalá, donde el juez ha ordenado que se busque a la niña.

La Policía va a iniciar hoy mismo el rastreo de ADN en el interior de los contenedores, antes de activar el operativo de búsqueda del cuerpo en el vertedero. Las pruebas biológicas se conocerán en tres días, si hubiera algún resto de Marta dentro de los cubos, la teoría de que la chica fue arrojada al río desde el puente de Camas se vendría definitivamente abajo. Pero, por el momento, ésta, la primera versión, es la más creíble para los miembros de la investigación.

De hecho, la Policía ya buscó restos de ADN en el coche de la madre de El Cuco, un Volkswagen Polo blanco, en el que supuestamente habían trasladado el cuerpo de Marta hasta el río. Las pruebas dieron un falso positivo, primero verificaron la existencia de ADN y después la negaron. Por esto mismo, incluso siendo cierto que arrojaron el cuerpo a un contenedor, la Policía no descarta que eligieran alguno más alejado de la casa de León XIII, donde la mataron. Y que usaran el coche para llevar el cadáver.

De confirmarse esta sospecha, la búsqueda del cuerpo en el vertedero se complicaría. Los responsables de la planta de vertidos saben con exactitud dónde se depositó la carga de basura que trasladó el camión desde los contenedores de León XIII en la madrugada del 24 de enero. En las enormes fosas del vertedero todo está clasificado por horas de entrada y según el registro del camión que ha portado los residuos. Pero si los acusados han mentido sobre el contenedor donde arrojaron a la niña será más difícil delimitar la zona donde cayó el vertido. Tendrán la localización por fecha, pero no por el número del camión, y la búsqueda se prolongaría más tiempo.

  • 1