Local

La Policía lleva a Carcaño a la nueva zona de búsqueda para lograr más datos

El asesino confeso de Marta del Castillo ha estado en varias ocasiones en la escombrera de Camas con los agentes que buscan allí a la joven desde hace días.

el 24 mar 2014 / 11:45 h.

TAGS:

marta-escombrera-camas-01 La Policía ha cercado la zona con una malla verde para ocultar la búsqueda a medios de comunicación y curiosos. / Raúl Caro (EFE) Cinco años después del crimen de Marta del Castillo, Miguel Carcaño ha vuelto a Camas, a la zona de la pasarela peatonal por la cruzaba a diario para ir a Sevilla. Los investigadores lo han excarcelado en varias ocasiones para trasladarlo a la escombrera en la que buscan el cuerpo de la joven desde hace ocho días. La máquina excavadora ha removido ya un tercio de los 1.500 metros cuadrados que los agentes tienen acotado y en los que seguirán rastreando en busca de pistas que les lleven hasta el cuerpo. Carcaño se encuentra en Sevilla desde hace doce días en los que ha sido trasladado por los agentes hasta el solar utilizado como escombrera entre la pasarela peatonal y Camas. El asesino confeso de la joven, según ha podido confirmar este periódico, ha sido llevado hasta allí para contrastar las informaciones que han llevado a los agentes hasta este lugar y para lograr nuevos datos que puedan ayudar a encontrar a Marta. Los agentes han realizado al juzgado que investiga el caso, y que mantiene una pieza separada para localizar a Marta, solicitó su excarcelación al juez, Francisco de Asís Molina, que accedió. Carcaño fue llevado en varias ocasiones en coches camuflados de la Policía Nacional y toda la discreción para evitar levantar sospechas. Precisamente, fue la propia Policía Nacional la que solicitó a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias el traslado de Carcaño desde la prisión de Herrera de la Mancha, en Ciudad Real, hasta la de Sevilla, en Mairena del Alcor, dónde llegó el 13 de marzo. El objetivo de los agentes era evidente: tener al joven cerca para poder trasladarlo al lugar de la nueva búsqueda para facilitar así los rastreos. No obstante, no ha trascendido lo que Miguel haya podido aportar a este nuevo rastreo, más aún cuando su última versión marcaba la finca Majaloba, en La Rinconada, como el lugar en el que se deshizo del cuerpo. Además, entonces dijo que fue su hermano, Francisco Javier Delgado, el que acabó con la vida de la chica tras propinarle varios golpes con la culata de un arma. Los agentes emprendieron entonces una búsqueda en esta zona de La Rinconada y ya entonces contaron con la colaboración de Miguel Carcaño al que llevaron al lugar en varias ocasiones. Los agentes llegaron a hacer hasta reconstrucciones con el chico, recorriendo los pocos kilómetros que separan León XIII de la Majaloba y que supuestamente hizo la noche del 24 de enero junto con su hermano. Sin embargo, ninguna de estas pesquisas ha dado resultado, pese a que el joven sostenía que en esta ocasión estaba contando la verdad. Ante la falta de éxito en Majaloba, los agentes continuaron con su investigación que les ha llevado hasta este nuevo punto en el que están trabajando desde el mes de enero. El Grupo de Menores (Grume) de la Policía Nacional, encargado de la investigación, decidió entonces someter a Carcaño al llamado test de la verdad para comprobar si esta vez estaban sobre la pista cierta. El martes pasado recibieron un informe completo en el que se recogía este lugar como posible tras haber respondido el cerebro de Carcaño de forma positiva. Desde hace ocho días remueven toneladas de basuras y tierra con la ayuda de una excavadora y ya llevan un tercio de los 1.500 metros cuadrados acotados por los agentes, según fuentes policiales. Un informe que, en cambio, no ha llegado al Juzgado de Instrucción número 4 aún, según confirmaron fuentes judiciales. Lo que sí tiene sobre la mesa el magistrado es un informe policial sobre la nueva búsqueda, después de que con la anterior juez le recriminara a la Policía la falta de información.

  • 1