Local

La Policía sancionará las botellonas en el recinto ferial

La ordenanza permitirá a los agentes dispersar las aglomeraciones de la portada

el 02 dic 2009 / 18:03 h.

TAGS:

Las tradicionales botellonas bajo la portada de la Feria tienen sus días contados o, al menos, es lo que pretende el Ayuntamiento que hoy va a aprobar en su Junta de Gobierno una propuesta que modifica las ordenanzas de la Feria de Abril y que prevé sancionar a los ciudadanos que no cumplan con esta nueva normativa. La medida permitirá mantener despejadas las principales vías de acceso al real y evitar así las aglomeraciones que se producen cada año. Supone, además, la modificación de las ordenanzas actuales para la Feria de Abril que, aunque fueron aprobadas hace un par de años, entraron en vigor en la edición de este año.

 

El anuncio fue realizado por la delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro, durante la colocación del primer tubo de la portada de la próxima edición de la Feria. A juicio de la delegada, esta norma permitirá "dar un apoyo a la Policía para poder despejar las zonas donde se concentra un mayor público", algo que hasta ahora se topaba con las ordenanzas actuales.

Lo cierto es que, aunque la medida colma las aspiraciones del Ayuntamiento de ofrecer mayor seguridad en el recinto, genera muchas dudas la forma en que será aplicada. Según anunció Rosamar Prieto, esta medida establecerá que "la permanencia de las personas en la portada no pueda durar una serie de horas", y que, por tanto, los sevillanos que se citen en ella se tendrán que ir "rotando". En este sentido, la modificación de la ordenanza indica que será la Policía la que determine cuál es la mejor circunstancia para desalojar la portada. El criterio dependerá del momento en que se considere que el número de ciudadanos que se concentra puede colapsar las calles de acceso y salida de los vehículos de emergencia.

La normativa recoge también unas sanciones en caso de que se cometa una infracción por parte de los ciudadanos. Aquellos que incurran en un incidente leve deberán pagar una multa de entre 150 y 170 euros. Si, por el contrario, se trata de una reincidencia o un hecho grave, la sanción se sitúa entre los 751 y 1.500 euros.

La nueva medida no entrará en contradicción con la tolerancia existente para consumir bebidas alcohólicas en el real, más bien, tratará de evitar que "se monte un tinglado en medio de la Feria". La delegada de Fiestas Mayores fue tajante al aseverar que no se pretende "restringir la libertad de nadie", sino dotar de "una mayor seguridad y agilidad a los servicios públicos para que puedan trabajar durante la Feria".

Aunque la normativa afectará a todo el real, se hará especial hincapié en zonas como las calles Antonio Bienvenida o Espartero que une la calle del Infierno con el resto de casetas del recinto. La idea del Ayuntamiento es que la modificación de la ordenanza entre en vigor en la Feria de 2010, "pues una de las solicitudes principales fue la agilidad para llevar a efecto esta intervención".

Al margen de la seguridad, la medida pretende mejorar otros servicios públicos como el de la empresa municipal de limpieza que realiza "grandes esfuerzos" para eliminar la acumulación de suciedad en las zonas más aglomeradas. "No se trata de que las calles queden vacías, sino más o menos practicables", indicó.

  • 1