Local

La Policía sigue buscando a Marta en la escombrera mientras su padre pide más medios

Carmen Crespo dice «comprender el dolor» de la familia y se compromete a continuar.

el 21 may 2014 / 21:18 h.

TAGS:

La excavadora en la escombrera donde se sigue buscando. / José Luis Montero La excavadora en la escombrera donde se sigue buscando. / José Luis Montero La Policía Nacional no ha dado por cerrada aún su búsqueda de Marta del Castillo en la escombrera de Camas después de los resultados negativos, sino que continúa trabajando en este lugar y va a ampliar la zona de rastreo. La propia delegada del Gobierno, Carmen Crespo, lo confirmó ayer después de que el padre de la joven, Antonio del Castillo, haya reclamado más medios para el equipo policial que está dedicado a estas tareas. Fuentes del caso confirmaron que los agentes han estado trabajando en escombrera de Camas en la zona que fue marcada por Miguel Carcaño, el asesino confeso condenado a 21 años de prisión, antes de que fuera trasladado de nuevo a la prisión de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) y de que expresara que ya no va a colaborar más con la Policía. Los agentes incluso se plantean continuar la búsqueda en fincas aledañas, basándose en la reacción positiva que ofreció el llamado test de la verdad al que se sometió el joven el pasado mes de marzo. Y, pese a que, a principios de abril en la zona se localizaron restos óseos que luego resultaron ser de varias personas y tenían más de un siglo de antigüedad. En rueda de prensa, Crespo dijo ayer que comprende «el dolor» de la familia de Marta y defendió que la Policía Nacional «no ha bajado la guardia en ningún momento» en el operativo de búsqueda del cadáver de la joven. Unas palabras que pronunció tras ser preguntada por la carta difundida por Antonio del Castillo a través de su perfil de Twitter, en la que reclama más medios para que los agentes puedan continuar con la búsqueda, quejándose además de que no ha sido atendido ni por Crespo ni por el Ministerio del Interior. «La búsqueda del cadáver no está parada y no se va a parar», dijo la delegada. La representante del Gobierno defendió que «la Policía Nacional no ha bajado la guardia en ningún momento, ha usado siempre todos los medios necesarios para la investigación y va a seguir haciéndolo». «La Policía ha ido muy allá en esta investigación y lo va a seguir haciendo. La búsqueda no está parada y no se va a parar. No se han escatimado medios o esfuerzos», aseveró Carmen Crespo, quien además dijo que el equipo técnicos de la búsqueda celebró este pasado martes un encuentro con la familia para explicarle «cuáles son los medios que están utilizando y lo que consideran necesario para seguir» desarrollando las pesquisas que puedan conducir a localizar el cuerpo. Asimismo, la delegada del Gobierno reconoció el «dolor» de la familia y comprende que «pidan lo que quieran pedir», pero sostuvo al mismo tiempo que las labores de búsqueda deben responder «a lo que los técnicos deciden». Crespo también quiso reconocer la labor del equipo que está dedicado a esta búsqueda desde hace cinco años, dedicándoles su «aplauso más contundente» y dijo que tenía los brazos abiertos a las «peticiones» de la familia de Marta. Acelerar la búsqueda «Por favor, aceleren la búsqueda, poniendo los medios de maquinaria y personal necesarios. Doy las gracias a los españoles por desahogarme con ellos». Estas son las palabras con las que el padre de Marta, Antonio del Castillo, cierra la carta en la que reclama más medios para la Policía prosiga con la búsqueda de su hija y su parecer al respecto. «Para nosotros, es nuestra hija desaparecida y asesinada y seguimos esperándola como el primer día», afirma el padre de la joven. En la misiva, Del Castillo expresa su queja porque solicitó un perro de la Guardia Civil especializado en búsqueda de cadáveres sin que su petición fuera oída por el Ministerio del Interior. También afirma que intentó que se concediera una segunda máquina excavadora y más personal para lo que quiso ponerse en contacto con la delegada del Gobierno, Carmen Crespo, «me respondieron que en el día me llamarían, sigo esperando esa llamada». «Esto no me parece serio, llevan dos meses buscando las mismas personas, una sola máquina, un terreno muy grande, altas temperaturas, están cansados. Ya solo se trabaja hasta que el calor aprieta. Se respetan puentes y festivos. Son personas no les culpo a ellos, pero esto no me parece un trabajo policial», destaca.

  • 1