Local

La Policía solicita un cambio legal que evite el tráfico de armas inutilizadas

La Policía Nacional considera urgente una modificación legal que ponga fin al "coladero" que supone la venta de armas inutilizadas, que los delincuentes pueden volver a poner en uso para introducirlas en el mercado negro. La Jefatura de Sevilla lo pidió hace varios años al ministerio y lo sigue reclamando.

el 15 sep 2009 / 00:24 h.

TAGS:

La Policía Nacional considera urgente una modificación legal que ponga fin al "coladero" que supone la venta de armas inutilizadas, que los delincuentes pueden volver a poner en uso para introducirlas en el mercado negro. La Jefatura de Sevilla lo pidió hace varios años al ministerio y lo sigue reclamando.

El jefe superior, Enrique Álvarez Riestra, admitía ayer que la posibilidad de comprar sin control armas inutilizadas es un resquicio legal por el que el armamento se cuela en el mercado negro, y que eso trae de cabeza a la Policía. Se venden como objetos de coleccionista, sin necesidad de licencia de armas, pero "¿es normal que un coleccionista compre cinco armas completamente nuevas e iguales, cinco Glock del 45 que cuestan 700 u 800 euros?", se preguntaba ayer Riestra. El detenido como cerebro del taller de armas ilegales del Vacie llegó a comprar más de medio centenar a la misma armería. Todas nuevas, todas inutilizadas. Una extraña forma de hacer coleccionismo que no levantó sospechas.

La detención de tres personas en el asentamiento chabolista por traficar con armas manipuladas para que vuelvan a disparar es idéntica a otra realizada en 2004, que desmanteló en Alcalá de Guadaíra un taller que arreglaba pistolas compradas a una armería de Camas. Ya entonces, la Jefatura Superior de Andalucía Occidental envió un informe a la Dirección General de la Policía en el que alertaba de que la mayoría de las armas que se incautaban a delincuentes tenía ese origen, y avisaba del peligro: las pistolas en uso están tremendamente controladas, pero las inutilizadas -con un procedimiento legal que suele consistir en agujerear el cañón o bloquear el tambor- se consideran objetos sin peligro y se venden sin licencia de armas.

Pueden adquirirse por internet, como hacía la red del Vacie, que operaba desde una chabola chocantemente equipada con un potente ordenador; el cabecilla había hecho dos cursos on line sobre armamento, y se informaba en páginas web especializadas. Ese acceso es fácil: armerías consultadas por este periódico afirman que la venta a través de la red es muy habitual. Decenas de páginas hablan de armas, de cómo adquirirlas, y los aficionados al armamento incluso debaten en foros especializados sobre la inutilización, que llega a tacharse también de "coladero de armas ilegales" y de "invitación al fraude", como puede leerse en el de la Asociación Nacional del Arma (Anarma), subtitulada Ciudadanos por un uso responsable de las armas.

Tras el tiroteo de febrero de 2006 en el que un joven mató a otro e hirió a una mujer a las puertas del hospital Virgen del Rocío volvieron a saltar las alarmas porque el arma homicida, de nuevo, era una pistola inutilizada y recuperada, y se informó a la Dirección General de la Policía. La cuestión está siendo estudiada por la Comisión Interministerial de Armas y Explosivos, que aún no ha tomado ninguna decisión.

Lo que sí ocurrió tras ese homicidio es que se reforzaron los controles que la Guardia Civil realiza en las armerías, como ya dijo entonces el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón. Las armerías respondieron indignadas que el proceso para recuperar un arma es difícil y caro, que no vale la pena. Con el tiempo se ha comprobado que pagar el triple por un arma rehabilitada tiene sus ventajas en el mercado negro. El año pasado se desmantelaron en el país al menos tres tramas dedicadas al tráfico de armas inutilizadas y luego recuperadas.

  • 1