Deportes

La potente Holanda se enfrenta al descaro ruso capitaneado por Hiddink

La Holanda de Marco van Basten, aquel tipo que le marcó a Rusia el mejor gol de todos los tiempos de la Eurocopa para llevarse el cetro en 1988, se encontrará esta noche en Basilea ante el conjunto del holandés Guus Hiddink. Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 06:41 h.

La Holanda de Marco van Basten, aquel tipo que le marcó a Rusia el mejor gol de todos los tiempos de la Eurocopa para llevarse el cetro en 1988, se encontrará esta noche en Basilea ante el conjunto del holandés Guus Hiddink. Los favoritos holandeses se enfrentan ante el emergente equipo ruso.

Los tulipanes llegan consternados por la muerte de la hija del sevillista Jalid Boulahrouz, que nació el miércoles de manera prematura. A pesar de eso, Boulahrouz se reincorporó a la concentración y apunta a la titularidad. Los pupilos de Van Basten forman un gran grupo humano, ya que sus familias (sus esposas e hijos) acompañan al equipo a todos los partidos.

Ese drama acabó con unos días de relax para los holandeses, quienes encarrilaron muy pronto su clasificación para los cuartos de final después de ganar a Italia y Francia con suficiencia y afrontar el tercer encuentro ante Rumanía con los suplentes.

No es para los hombres dirigidos por Van Basten una buena noticia que Hiddink sea el entrenador de los rusos. Hiddink, un verdadero trotamundos del mundo del fútbol, también dirigió en su día a la selección de su país. Fue entre los años 1994 y 1998, en una etapa en la que Holanda cayó en los penaltis en los cuartos de final de la Eurocopa de Inglaterra y frente a Brasil en el Mundial de Francia.

Sabedor de todos los entresijos del fútbol, ha triunfado en latitudes tan diversas como Corea del Sur, Australia o Rusia. Conoce perfectamente a la selección de su país, pero el problema es si tiene los recursos suficientes para sacar adelante el partido frente a un rival de entidad.

Van Basten no se plantea realizar muchos cambios respecto al equipo que maravilló en los dos primeros partidos. La solidez defensiva (un gol encajado en tres partidos) le hace pensar en Boulahrouz, Ooijer, Mathijsen y van Bronckhorst.

Por detrás de la defensa, de Jong y Engelaar ofrecen equilibrio y contención para la tripleta de medios creativos: Sneijder, van der Vaart y Kuyt. Sin embargo, son tales las posibilidades que tiene Van Basten que disponer en la recámara de jugadores como Robben y van Persie, determinantes cuando se les necesita. Delante no tiene dudas, porque el puesto es claramente para Van Nistelrooy.

Mientras, a Hiddink se le acumula el trabajo. Después de dos partidos sin poder contar con Andrei Arshavin, su jugador más determinante, el del Zenit apareció ante Suecia para convertirse en el salvador del equipo.

Hiddink, contento con el juego de los suyos ante Suecia, no prepara muchos cambios. Pondrá a Anyukov, Ignashevich, Kolodin y Zhirkov en defensa; Semak, Zirianov, Semchov y Bilyaletdinov en el centro, pero, sobre todo, confiará en el desequilibrio de Arshavin y el remate de Pavlyuchenko.

  • 1