«La presencia de la mujer en las hermandades es fundamental»

Es la primera mujer que exalta la Semana de Pasión de Pilas, un hecho que espera anime al resto de pileñas. Pero no es la única novedad. Esta noche a las 21.00 horas se volverá a abrir la capilla de Nuestra Señora de Belén del antiguo seminario menor, ahora convertido en complejo residencial, para albergar el XXX Pregón de la Semana Santa.

el 03 abr 2014 / 22:34 h.

15637261María Paz Valladares lleva el nombre de Pilas grabado en el corazón. Nacida en Sevilla hace 37 años, se convierte en la primera pileña que pregona la Semana Santa de la localidad. Se define como católica, cristiana y prácticante. Por eso, La Pasión paseará esta noche por Pilas para dar paso a una Semana Santa que destaca por su celebración de la Resurrección con la fiesta de Las Carreritas. Aunque es miembro de las Hermandades de Nuestra Señora de Belén y de la Soledad, asegura que siempre que puede pasa por la Ermita para saludar a su Virgen de Belén. ¿Cómo se siente al ser la primera mujer que pregona la Semana Santa de Pilas? Es un honor. Aunque nunca presumo de ello, pero es un orgullo poder romper una lanza para que muchas pileñas, con grandes versos, puedan a partir de ahora exaltar nuestra Semana Grande. ¿Qué dice la localidad de la pregonera? Solo tengo palabras de agradecimiento para los vecinos. La gente no hace más que felicitarme. En la novena de la Virgen una mujer mayor me hizo llorar porque se acercó y me dijo que se estaba ofreciendo a Ella para que me llenara de fuerza a la hora de escribir el pregón. Que usted sea pregonera, ¿es un paso más para la mujer en la Semana Santa de Pilas? Al conocerse que yo era la pregonera y las autoras de los carteles también eran mujeres se dio a entender que todo está cambiando. No obstante, en Pilas nunca se ha excluido a la mujer ni se ha armado revuelo porque fuese pregonera, se ha tomado como algo normal. Sí que es verdad que antes, por costumbre, los hombres formaban el cuerpo de la directiva. Pero hay que seguir reinvindicando que el papel de la mujer en una hermandad es fundamental. Sin desvelar ni una sola de sus líneas, ¿podría contar en qué se ha basado para escribirlo? En La Pasión por las calles de mi pueblo. Es un pregón escrito por, para y desde Pilas. Al 100% solo lo entenderán los pileños ya que me baso mucho en sus imágenes. El resto tendrá que hacer un poco más de esfuerzo. Ya pregonó las fiestas del Rosario y El Rocío de Carrión de los Céspedes, ¿el proceso ha sido similar? En mis dos primeros pregones conforme se me ocurrían las ideas las apuntaba y luego las coloqué. Pero este ha sido distinto: he querido relatar la historia desde el principio hasta el final. Me he recorrido todos los templos y las homilías de misa me han ayudado mucho. ¿Llevará algo especial consigo a la hora de dar el pregón? Aunque no soy hermana, estoy vinculada a la Hermandad de San Benito de Sevilla y me han prestado el pañuelo que porta la Virgen de La Encarnación para que me acompañe esta noche. Y, como siempre, portaré conmigo a Sor Ángela de la Cruz. ¿Cómo ha vivido la Cuaresma? Ha sido especial. La Hermandad de Nuestra Señora de Belén se ha volcado conmigo. Desde hace un par de años tenemos la tradición de ir a ver los ensayos de los costaleros y luego hablamos de la vida cofrade. Este año, sin embargo, los viernes cofrades los ha monopolizado el pregón. ¿Cree que el turismo está dejando en un segundo plano el verdadero sentido de la Semana Santa? La Semana Santa se puede vivir de muchas formas. La mía es ir ver los pasos, cuando voy a Sevilla me encanta meterme en la bulla y allí nunca hay muchos turistas. Creo que la gente que está donde está es consciente del significado. Claro que he visto a turistas en calzonas y rojos de tomar el sol en los balcones, pero gracias a Dios la Semana Santa ayuda mucho a que los hosteleros salgan adelante. Con respecto a los que nos consideramos cofrades, lo único que pienso es que hay que serlo antes, durante y después de La Pasión y que una forma de hacerlo es yendo más a misa. A su entender, ¿cuál es el mayor atractivo de la Semana Santa de Pilas? La Semana Santa de Pilas está hecha para el pileño, pero es así porque cada pueblo tiene su Semana de Pasión. Aquí hay una gran devoción por nuestras imágenes y, la verdad, que por su majestuosidad ninguno de nuestros pasos desentonarían en la Semana Santa de Sevilla. Pero, sin duda, el día grande es la Resurrección y Las Carreritas. Si tuviese que invitar a alguien a nuestra Semana Santa sería para que viese cómo corren la Nuestra Señora de Belén y El Niño –el Dulce Nombre de Jesús de la Hermandad de la Soledad– para abrazarse cuando se reencuentran, esa felicidad se nota en la cara de todos los pileños. Sin embargo, cuando dan la última carrera me inunda una pena muy grande al pensar que tengo que volver a esperar un año. ¿Qué le pide a Dios para esta Semana Santa? No voy a caer en el tópico de la lluvia –aunque no estaría mal tener una Semana Santa completa–. Lo que sí le pido es salud. Aunque Él sabe lo que necesito, por lo que no le suelo pedir mucho.

  • 1