jueves, 21 marzo 2019
06:31
, última actualización
Local

La presión policial no logra frenar el incremento de los gorrillas en toda la ciudad

La Policía interpone casi 300 denuncias a aparcacoches en dos meses en  Bami, Adriano, Nervión, Macarena, Reyes Católicos y  Marqués de Paradas

el 25 oct 2011 / 19:02 h.

Ni la presión policial ni la campaña de concienciación del Ayuntamiento de Sevilla logra disminuir la presencia de gorrillas en las calles de Sevilla. Así lo demuestran los datos. En los dos últimos meses, la Policía Local de Sevilla ha interpuesto un total de 288 denuncias a aparcacoches ilegales o gorrillas en diversas zonas de la capital hispalense, lo que supone una media de unas cinco diarias. Una cifra que no baja desde el reinicio de la campaña de acoso ante este fenómeno con la llegada del PP al gobierno municipal.

Las actuaciones de este plan de lucha han tenido una especial incidencia en Bami, Adriano, Nervión, Macarena, Reyes Católicos y Marqués de Paradas, aunque la Policía ha intervenido en cumplimiento de la ordenanza municipal de medidas para el fomento y garantía de la convivencia ciudadana en toda la ciudad, precisó en una nota de prensa el Consistorio. Concretamente, en el Distrito Sur, especialmente en Bami, la Palmera y Reina Mercedes, se han interpuesto más de 100 denuncias a gorrillas, mientras que en la zona de Macarena, Macarena Norte y Torneo se ha alcanzado también otro centenar.

Sólo en la primera semana desde que el alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), hiciera público su compromiso con la erradicación de esta actividad ya se alcanzó la media de cinco denuncias diarias, el triple que la alcanzada durante el primer semestre del presente año 2011 y el cuádruple de la media de todo el pasado 2010.

Esta actuación policial se complementa con una campaña de concienciación ciudadana que bajo el lema Que no te coaccionen, eres libre para aparcar pretende apelar a la colaboración del ciudadano en la erradicación de esta actividad, no pagando a los gorrillas. La campaña fue presentada el viernes 7 de octubre por la portavoz de la Policía Local, María Guerrero, quien explicó que para concienciar a los ciudadanos se repartieron octavillas por Bami, que es "la zona de los gorrillas por excelencia", aunque se contemplaba su ampliación a otras zonas.

Además de las denuncias, en algunos casos los agentes han llegado a requisar el dinero en efectivo que en ese momento portara el aparcacoches ilegal, aunque la propia Policía Local reconocela dificultad para sancionar a los gorrillas "porque suelen ser insolventes". Aún así, la Delegación de Hacienda cuenta ya con un departamento especial para este tipo de asunto.

  • 1