Local

La presión policial saca de Sevilla a los chabolistas y los traslada a San Juan

Las familias huidas del Polígono Sur hace tres meses tras un tiroteo mortal recalaron ayer bajo los puentes de San Juan de Aznalfarache, después de pasar todo el día dando vueltas con sus furgonetas tras su desalojo de El Copero, donde llevaban cinco días. El alcalde de San Juan no consentirá que creen allí otro asentamiento.

el 16 sep 2009 / 05:30 h.

TAGS:

(Vídeo: Charo Morales)

Las familias huidas del Polígono Sur hace tres meses tras un tiroteo mortal recalaron ayer bajo los puentes de San Juan de Aznalfarache, después de pasar todo el día dando vueltas con sus furgonetas tras su desalojo de El Copero, donde llevaban cinco días. El alcalde de San Juan no consentirá que creen allí otro asentamiento.

El larguísimo periplo de estas familias, que en 103 días han sido desalojadas de dos descampados y seguidas por la Policía Local para que no se queden en la capital, concluyó ayer bajo los puentes Juan Carlos I y Reina Sofía, en suelos de San Juan. El alcalde, Juan Ramón Troncoso, se puso en contacto con la Subdelegación del Gobierno y le comunicó que "de ninguna de las maneras se puede permitir que allí se cree un nuevo asentamiento, que además no sería una solución", explicó a El Correo.

Una treintena de ellos había llegado hacía dos días, ya que desde que el viernes pasado los desalojaron de su primera ubicación, cerca también de San Juan, algunos se dispersaron. La Policía de San Juan les conminó a irse y replicaron que no se quedarían; no levantaron chabolas y dormían al raso, en los colchones. Al unirse ayer el grueso de las familias, Troncoso ha establecido un discreto marcaje policial. "No les vamos a exigir que se vayan a toda prisa, hay que ser flexibles, pero aquí no se pueden quedar porque un asentamiento no es la solución", sentenció el alcalde.

Las familias tenían la intención de pasar la noche y decidir qué hacer esta mañana, ya que ayer, tras muchas horas al sol llevando todos sus chismes en las furgonetas, muchos se exaltaron y propusieron regresar al Polígono Sur, de donde huyeron tras la muerte de un joven de un tiro. La familia del fallecido juró vengarse y, de hecho, la última vez que amagaron con volver las familias se enfrentaron. Pero los chabolistas llegaron a despreciar ese riesgo tras un día muy largo, que comenzó con su expulsión del Copero entre un fuerte despliegue policial, mientras el personal del Puerto les explicaba que no podían quedarse y mediaba para que la Policía los dejase estar en un solar de la avenida de La Raza hasta que llegara el presidente de la Unión Romaní e intentara gestionar una salida. Llegó a haber escenas de tensión, amenazas a la prensa y choques con la Policía, que quedaron en nada.

A mediodía los chabolistas se fueron y trataron de asentarse en lugares como la Isla de Tercia, junto al Alamillo; el Charco de la Pava y el entorno del Estado Olímpico, de donde la Policía Local de Sevilla los fue expulsando. A media tarde acabaron en San Juan.

El consejero de Gobernación, Luis Pizarro, aseguró ayer que las administraciones están "actuando" para solucionar la situación, pero el asunto "es muy complejo", por lo que deben trabajar con "discreción".

Unión Romaní. El presidente de la Unión Romaní, Manuel Rondón, dijo ayer que por ahora no hay "ninguna solución" para estas familias y mostró su malestar porque Ayuntamiento, Junta y Gobierno, que prometieron verse con él el lunes, aún no lo hayan recibido. Confió en celebrar esa cita hoy, y pidió que hasta entonces se deje a los chabolistas estar en algún sitio, ya que "a la dificultad de encontrar soluciones se suma este desasosiego permanente por los desalojos. Están presionados ellos, y estoy presionado yo", se quejó. Rondón tuvo que volver ayer de un viaje para calmar a estas familias, que querían ir al Polígono Sur, y evitar así altercados, aunque dijo entender la dureza de su situación. "Esto no se arregla en días ni meses, pero a esta gente hay que darles un halo de esperanza", pidió.

No aptos para viviendas. La portavoz municipal, Maribel Montaño, dijo ayer que los chabolistas no reúnen las condiciones "que marca la ley" para "acceder a una vivienda" de promoción pública. Alegó que la ley "está muy clara" y les pidió que se ajusten a ella, aunque no mencionó que estas familias recalaron en el Polígono Sur tras pagarles el Consistorio, también de forma irregular, 42.000 euros para que se buscasen un piso por su cuenta, sin hacerles seguimiento social. Montaño añadió que hay un dispositivo listo para evitar que se instalen en suelos de Sevilla capital, pero que se mantiene es la partida de 305.000 euros para que un autobús recoja a los niños "estén donde estén" y los lleve cada día a un lugar en el que comer, ducharse, jugar y dar clases de apoyo durante los dos meses de verano.

Pro Derechos Humanos. La ONG recordó ayer en un comunicado que la situación deriva de la entrega hace 5 años de dinero a las familias para erradicar un núcleo chabolista. "Vergüenza dio ver cómo actuó el Ayuntamiento y vergüenza da ver cómo están actuando las administraciones". Añade que igual que ahora con San Juan, a los chabolistas de Torreblanca se les expulsó a suelo de Alcalá de Guadaíra, "y se acabó el problema". Por todo ello, solicitaron medidas urgentes para paliar la situación de exclusión de estas familias hasta tener la solución definitiva; el inicio de planes contra el chabolismo municipales y de la Junta de Andalucía, que se faciliteel acceso a la vivienda como un derecho equiparable a la educación o la sanidad; una ley de inclusión social que tenga en cuenta a quienes ya viven en la exclusión y que las administraciones públicas asuman su responsabilidad en las desigualdades generadas por el modelo económico vigente.

  • 1