domingo, 17 febrero 2019
23:03
, última actualización
Local

La prevención de incendios suma este año más de 40 millones

Espinosa explica que los planes de Cuenca, País Vasco y Galicia van "muy avanzados" a diferencia de Guadalquivir, Tajo y Segura.

el 25 jul 2010 / 10:35 h.

TAGS:

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Elena Espinosa, subraya el "gran" esfuerzo de las administraciones públicas en tareas de prevención de incendios forestales, materia en la que "en un año de restricción presupuestaria" se han realizado inversiones por más de 40 millones de euros en 2010, "si se suman todas las actuaciones".

En una entrevista a Europa Press, Espinosa explica que la prevención incluye tareas de formación, ayudas a biomasa, limpieza de montes. "Es un esfuerzo que tiene que valorarse en un año de crisis, de restricción económica y donde seguiremos manteniendo siempre la colaboración y el apoyo a quienes tienen las competencias, que son las comunidades autónomas", destaca.

De este modo, defiende la "reiterada" frase que, en su opinión, tiene que "calar a todos": que los incendios de verano se apagan en el invierno, lo que para el MARM significa que se deben acometer "permanentemente labores de prevención".

En todo caso, celebra que en lo que va de 2010 se ha quemado un tercio de la superficie que la media de los últimos diez años y que comparando periodos "exactamente iguales" el número de incendios del presente ejercicio es "muchísimo menor". No obstante, insiste en que mientras se produzca un solo incendio o un conato de incendio "nunca" se podrá decir que los datos son "agradables".

CERO DERRIBOS

Por otro lado, en relación con las viviendas situadas en dominio público terrestre, Espinosa afirma con rotundidad que el ministerio "no tiene ningún plan de derribos" y que, por tanto, el número de éstos "es cero". Además, añade que no hay "ni una sola vivienda de extranjeros o de inversión extranjera en España que sea de particulares" y que esté afectada por esta situación, por lo que no cree que este aspecto pueda afectar a las inversiones inmobiliarias de extranjeros en el país. Sin embargo reconoce que "hay confusión" porque la ley "es compleja".

A este respecto, explica que la norma permite unas actividades "determinadas" en función de si se trata de zona de dominio público, marítimo o terrestre, o de si se habla de una servidumbre o "incluso, de zonas adyacentes a la zona de servidumbre.

Así, precisa que cuando se producen situaciones de incumplimiento de la ley y "después de hablar con la gente e intentar negociarlo", se trata de rescatar la concesión administrativa ya que, "muchas veces se puede llegar a acuerdos, pero en muchos otros hay un incumplimiento de esa concesión que se ha dado". En esos casos, advierte de que "es cierto" que si se inicia un proceso judicial, entonces, un juzgado "puede ordenar un derribo". Sin embargo asegura que el MARM "nunca" lo ha llevado a efecto "si no es por orden judicial", y lógicamente", antes de llegar a ese punto, ya se han "agotado todas las vías posibles de negociación".

Igualmente, detalla que normalmente se dan tres escenarios. El primero pasa por las construcciones que "no tienen nada que ver" con situación concreta de la Ley de Costas sino que son "incumplimientos urbanísticos municipales". En segundo lugar, cuando se permite la vivienda pero no ampliaciones a las actuales instalaciones. Y, en otros casos donde están en unas zonas de domino publico, marítimo, terrestre que tienen que pasar a una concesión administrativa por un periodo de 60 años.

Respecto al nuevo sistema de subasta de derechos de emisión de armonización europea que permite adaptaciones nacionales, aprobado este mes de julio, Espinosa espera que no exista "ningún problema en ese proceso de co-decisión" con lo que ha aprobado el Consejo de Ministros de la UE.

Así, explica que "precisamente" permite un sistema armonizado pero flexible porque no todos los estados tienen la misma actividad industrial. "No tiene nada que ver la de España con otro país y, como consecuencia, las necesidades pueden ser diferentes", opina la ministra que recuerda que eso no significa que cada uno pueda ir por su lado.

En materia de reducción de emisiones de gases contaminantes, recuerda que la postura de la UE es rebajar el 20 por ciento en 2020 y pasar al 30 por ciento si el resto de los países realizan esfuerzos comparables. "Pero primero hay que estudiar qué impacto tendría pasar del 20 al 30 por ciento actividad por actividad", insiste Espinosa, que recuerda que en el último consejo de ministros de Medio Ambiente de la UE se pidió que "se profundice" en ese trabajo.

ESPAÑA: SIN "PROBLEMAS" PARA REDUCIR EL 30%

"Desde luego como España no tendríamos mayores problemas para pasar de un 20 a un 30 por ciento, pero estamos formando parte de la UE y, en una decisión de éstas, ninguno de los Estados miembro puede ir por libre. Son decisiones comunitarias que tenemos que seguir manteniendo porque es lo que nos va a llevar a que la UE siga siendo líder a nivel mundial en la defensa del cambio climático", concluye.

En materia de agua y sobre la situación de las Tablas de Daimiel, tras el incendio de la turba del pasado invierno a causa de la sequía, la titular de Medio Ambiente afirma que no se van a implantar nuevas medidas, sino que "se va a mantener el plan de actuación" que ya tenía el parque, alegando que "no depende sólo de este ministerio". En este sentido, ha explicado que para que las actuaciones tengan resultados "hay que trabajar también en los terrenos colindantes", algo, que según ha explicado, "es competencia de Castilla-La Mancha".

Asimismo, demuestra su satisfacción, "independientemente de la inversión", por la recuperación de los niveles freáticos, que, según los últimos datos, han aumentado en 15 metros. "Nos ha sucedido que una de las obras de emergencia, que tuvimos que hacer para llevar agua a las Tablas, ha coincidido con un periodo de lluvias intensas y ha acelerado el proceso de recuperación". No obstante, también insiste en que hay que "seguir trabajando como hasta ahora para que no volvamos a ver situaciones como ésta".

Preguntada por la posibilidad de un proyecto en el Tajo Medio, con el objetivo de trasvasar agua para Levante, la ministra ha afirmado que en el departamento que dirige este plan "no existe". "Lo sigo afirmando con rotundidad y de llegar a surgir esa demanda tendría que salir de la elaboración de los planes de la cuenca", que reconoce que "se están llevando a distintas velocidades", ya que la mayoría de ellos dependen de las comunidades autónomas.

"Hay algunos que están prácticamente finalizados, otros que están todavía recién finalizada la información pública", detalla Espinosa, para añadir que si el proyecto del trasvase del Tajo Medio sale de estos planes de cuenca, "se iniciarán los estudios previos", no sin reiterar que "no existe ninguna demanda más que la que puede existir a través de los medios de comunicación".

Sobre las distintas velocidades de los planes de cuenca, la ministra ha reconocido que "es difícil" saber cuándo se podrán remitir todos a la Comisión Europea, aunque ha avanzado que los correspondientes a las cuencas internas, como los del País Vasco o Galicia, van "muy avanzados", a diferencia del Guadalquivir, Tajo o Segura "van con más retraso".

Respecto al expediente abierto por la Comisión Europea a España por el incumplimiento de la directiva marco, que obliga a la depuración de las aguas en decenas de municipios españoles, la titular de Medio Ambiente ha asegurado desde que se abrió este procedimiento judicial hasta ahora, de las 300 depuradoras que había que solventar, "se han salvado 270 y hoy, desde luego, quedan menos de una treintena".

  • 1