martes, 19 marzo 2019
21:06
, última actualización
Deportes

La primera derrota del Sevilla llega con polémica

El Unión Berlín se impone por 2-1 tras una controvertida decisión arbitral que acabó en el penalti decisivo.

el 27 jul 2014 / 18:03 h.

Iago Aspas pelea un balón al jugador del Berlin Benjamin Koehler durante el partido amistoso disputado en la ciudad alemana. / EFE Iago Aspas pelea un balón al jugador del Berlin Benjamin Koehler durante el partido amistoso disputado en la ciudad alemana. / EFE El Sevilla FC encajó su primera derrota de esta pretemporada ante el Unión Berlín pese a gozar de numerosas ocasiones, en un partido decidido después de que el árbitro alemán Robert Kampka permitiese la entrada de un jugador que estaba en la banda, por una lesión previa, justo por el lugar y el momento en el que el Union Berlín montaba una contra, con lo pudo hacer un ataque en superioridad por sorpresa que acabó en penalti, ante las protestas, indignación e incredulidad de los sevillistas. Estuvo el Sevilla más compacto durante los primeros 45 minutos que en los amistosos anteriores, una mejor organización que le permitió también llegar con fluidez al área del conjunto alemán, así como impedir que Barbosa tuviese ocasión de lucirse. Ni una sola parada del portero, que solo vio pasar cerca de su poste derecho una falta botada al borde del área superada la media hora. Todo iba sucediendo en el área contraria, con protagonismo tanto de Juan Muñoz, la gran revelación de esta pretemporada, como de Iago Aspas, al que se le vio mejor pero sin acierto ante el meta rival, como cuando perdonó una ocasión clarísima que le puso que ni pintiparada Alberto Moreno en un gran centro desde la izquierda aprovechando un balón al espacio que puso el 9 canterano. El gallego la tocó con la izquierda sin la confianza suficiente y la echó fuera. Pocos minutos más tarde intentaba una vaselina que se le quedaba muy corta y la acabó abrazando el portero. Llegó otra ocasión de Juan Muñoz, cuyo excelente desmarque lo vio perfecto Krychowiak, que se marcó un buen partido. En el mano a mano con el meta, el utrerano la picaba con la derecha, y se marchaba a unos centímetros del poste. El Sevilla no dejó de llegar. Aspas hizo otro par de lanzamientos con intención pero sin la potencia necesaria, en un equipo en el que se movía con fluidez dentro del engranaje otro canterano, Antonio Romero, que acudía una y otra vez a incrustarse entre los centrales, abiertos a los laterales, para la primera fase de la construcción, un movimiento que ya se vio en otros partidos también con Cotán y Luismi, mientras Krichowiak se situaba más adelante. En otras ocasiones, en ese escalonamiento se intercambiaban las posiciones el polaco y el mairenero, en un eje que funcionó de forma notable. El conjunto de Emery apretó en los inicios de la segunda mitad, encajonando al equipo alemán prácticamente en su área. Exhibió otra de las novedades que quiere introducir el vasco esta temporada, las llegadas de Iborra al balón del área. Lo hizo muy bien el valenciano, que creó verdadero peligro con varios tiros recogiendo varios balones francos. Después de que Krychowiak pidiera un penalti que pareció y que Aspas hiciese un lanzamiento que no encontró la escuadra por centímetros, sucedió lo más clásico en estos casos, que el Unión Berlín, en su primera llegada ante Barbosa, marcó en una jugada en la que el alemán Nehibi, que acababa de entrar, aprovechó para llevarse un balón en un rechace donde los centrales sevillistas no fueron nada contundentes y marcó ante la salida del meta argentino (m.61). Con los cambios, como es habitual, se rompió un tanto la dinámica del partido, pero el cuadro sevillista siguió mereciendo el gol, sobre todo con las incursiones por banda izquierda de Vitolo. En una de ellas llegó el empate de Jairo, que remató de cabeza una llegada hasta la línea de fondo, cercana a la portería del canario. Pero poco después llegaba la polémica jugada que acabaría por decidir el partido para los alemanes, cuando el árbitro permitió la entrada del eslovaco Nemec, que había salido fuera del campo por un golpe, justo por el lugar por donde los alemanes organizaban una contra, de tal manera que el jugador se aprovechó para coger el balón y organizar una acción que acababa con el penalti de Barbosa que transformaba Köhler, ante las protestas airadas de los jugadores y cuerpo técnico del Sevilla. A partir de ahí prácticamente nada más, salvo alguna entrada fea. Una extraña y polémica forma de encajar la primera derrota en esta pretemporada para el Sevilla FC. FICHA TÉCNICA: UNION BERLÍN: Haas, Puncec, Khler, Zbek, Mattuschka, Kreilach, Skrzybski, Jopek, Trimmel, Parensen, Schnheim. También jugaron Gomaa, Nebihi, Zejnullahu, Kopplin SEVILLA FC: Barbosa Diego Fazio Pareja Alberto Antonio Krichowiak Alex Vidal Reyes Iago Aspas y Juan Muñoz. También jugaron Iborra, Coke, Carriço, Navarro y Vitolo, Cicinho, Carlos Fernández, Jairo, Cotán. ÁRBITRO: Robert Kampka (alemán). Sacó tarjetas amarillas a Trimmel, Fazio, Iborra, Barbosa GOLES: 1-0, m.61: Nebihi, 1-1, m.76: Jairo, 2-1, m.80: Köhler, de penalti. INCIDENCIAS: Partido amistoso disputado en el estadio An der Alten Försterei de Berlín.

  • 1