Deportes

La primera final del año del CB Sevilla

PREVIA. Los de Scott Roth darían un paso casi decisivo para pasar de fase en la Eurocup si vencen esta noche al Charleroi belga (20.30 h.).

el 26 nov 2014 / 08:54 h.

Kristaps Porzingis, Berni Rodríguez y Willy Hernangómez, antes de partir hacia Bélgica. / Foto: Manuel Gómez Kristaps Porzingis, Berni Rodríguez y Willy Hernangómez, antes de partir hacia Bélgica. / Foto: Manuel Gómez Ganar esta noche en la pista del Charleroi (20.30 h; Canal Sur HD) sería casi el aval definitivo para que el CB Sevilla se inscriba en la segunda fase de la Eurocup y disputar otros seis partidos entre el mes de enero y febrero del próximo año. En un equipo tan joven, con tanto por aprender la mejor escuela posible es la cancha con focos, árbitros y un equipo contrario que apriete. Uno de los lemas más recurrentes que han pronunciado los entrenadores en este inicio de temporada es el que dice que la plantilla entrena mucho mejor de lo que juega. Así que cuanto más compita en partido oficial mejor que mejor. Además, siempre se ha dicho que para los jugadores es más entretenido disputar un encuentro que una sesión preparatoria. En caso de victoria, el conjunto de Scott Roth (3 victorias y 3 derrotas) dejará a los belgas (1-5) a una distancia insalvable ya que tendría el basketaverage ganado, puesto que se les derrotó hace un mes en Sevilla (80-75). En caso de que las cosas se tuerzan, será importante tener en cuenta esos cinco puntos de margen para intentar volver a España con, al menos, la diferencia de puntos a favor. Si se consigue la victoria y el Nymburk derrota a EWE Baskets Oldenburg, la clasificación para el Last 32 de la Eurocup estaría asegurada (se clasifican los cuatro primeros de cada grupo para la siguiente ronda). El equipo sevillano llega en su mejor momento de la temporada al partido. La confianza que proporcionó al grupo la victoria ante el CAI Zaragoza, algunos retoques en los sistemas de ataque y la marcha de Jacob Pullen convirtieron a un ser mortecino en uno vivo. El grupo que dirige Scott Roth ha demostrado que puede ser competitivo y pelear por los triunfos en la ACB y en la Eurocup. Estar entre los 32 mejores de la competición europea ya dejaría sellado el primer objetivo de la temporada, y podría ser otro acicate para que el equipo refuerce aún más la confianza en sus propias posibilidades. Pero no hay que olvidar al contrario, dadas las circunstancias de la clasificación para el Charleroi el partido es de aquellos que no proporciona segundas oportunidades: la derrota significa dejar el pasaporte en la mesilla de noche hasta la próxima temporada. Para ello, el conjunto entrenado por Jacques Stas contará con el recuperado Zabian Dowdell. El americano, con pasado en la ACB, puede ser el revulsivo de los belgas para tan importante cita. El Charleroi ha jugado tres partidos en casa en este torneo: perdió con claridad ante la Virtus Roma y el Sluc Nancy y venció al Nymburk (el único triunfo en el grupo).

  • 1