Deportes

La primera jornada de individuales, un paseo para España

España sumó dos claras victorias y se colocó a sólo un punto de ganar la primera ronda de la Copa Davis que disputa en Lima frente a un Perú muy disminuido por la sorpresiva lesión de Luis Horna, su primera raqueta. (Foto: EFE).

el 14 sep 2009 / 23:54 h.

España sumó dos claras victorias y se colocó a sólo un punto de ganar la primera ronda de la Copa Davis que disputa en Lima frente a un Perú muy disminuido por la sorpresiva lesión de Luis Horna, su primera raqueta.

La jornada inaugural de la eliminatoria no pudo ser más favorable para el equipo español, que vio cómo Nicolás Almagro y Tommy Robredo confirmaron los pronósticos y sumaron sendos triunfos.

Almagro, la segunda raqueta española, abrió la jornada con un triunfo sobre Matías Silva con parciales de 6-3, 7-5 y 6-0, en 1 hora y 43 minutos de juego. Robredo cerró la jornada con un 3 a 0 sobre el peruano Iván Miranda, por 6-2, 6-3 y 6-3, en poco más de dos horas de juego.

España partió con ventaja desde antes de comenzar, ya que Luis Horna, el mejor tenista de Perú, sufrió una contractura de tercer grado en el antebrazo derecho que lo dejó casi fuera de la disputa del Grupo Mundial.

Por tanto, fue Matías Silva, el número 653 de la ATP, quien reemplazó a Horna para enfrentarse a Almagro, actual número 39, en el primer duelo de la eliminatoria. El tenista español lució su gran calidad técnica para derrotar sin mayores atenuantes a un rival muy inferior que salió a la pista muy nervioso.

Robredo, sin problemas.

Un corajudo Miranda, el número 292 de la ATP, no fue rival para un Robredo que evidenció desde el inicio su superioridad. El peruano sorprendió en el primer set, al ponerse 2-0 ante el desconcierto del catalán que, sin embargo, recuperó posiciones para lograr seis juegos seguidos.

Miranda quemó todas sus opciones en el segundo set al hacer un derroche físico importante. En el tercero sufrió un bajón y Robredo lo sacó de la pista.

Al cierre de esta edición el choque de dobles, que estaba en juego, aún no había finalizado.

  • 1