Local

La Princesa Charlene podría sufrir depresión por no quedarse embarazada

el 05 may 2012 / 16:20 h.

TAGS:

Alberto de Mónaco y su mujer Charlene.

Muchas otras parejas reales no han dado a luz a un primogénito durante el primer año de matrimonio, como es el caso de los Duques de Cambridge. Pero en el caso de Mónaco es diferente. Existen rumores de un oscuro contrato que ha teñido de negro el Principado.

Según ha comunicado el diario 'Daily Mail', la Princesa podría sufrir depresión por no poder cumplir un supuesto acuerdo en el que se le permitiría divorciarse de su marido, el Príncipe Alberto una vez que le hubiese dado un heredero. A pesar de que Albert II ha reconocido a dos hijos, estos no podran sucederle ya que no están dentro del matrimonio.

"Puede que ella sonría durante sus funciones oficiales, pero por dentro está estresada y frustrada", dijo una fuente a la revista 'Voici', y añadió: "Charlene ha hecho que el tema de su embarazo sea tabú en torno al Palacio Real".

Solo dos días antes de la boda se rumorea que la ex-nadadora pudo haber intentado huir de Mónaco tras enterarse de la existencia de otro hijo ilegítimo de su entonces prometido. Cuentan que en el aeropuerto de Niza fue detenida por representantes de Palacio y que negociaron con ella un acuerdo.

No obstante, a pesar del escándalo, la Casa Principesca de Mónaco confirmó que era falso. El Príncipe Alberto dijo que todos esos rumores habían sido provocados por la "envidia" de algunos que no les gustaba que finalmente se casaran.

En el caso de que este contrato pre-matrimonial fuese cierto, la Princesa Charlene podría finalmente divorciarse del hijo de Rainiero y Grace de Mónaco tras dar a luz a un heredero al trono monegasco y transcurriese un periodo 'decente' de tiempo.

La actual generación de Grimaldis es sin duda la más polémica. No solo por todo el revuelo en torno a la 'princesa fugitiva', mote que le dedicaron los medios a Charlene Wittstock, sino porque además, el hijo pequeño de la Princesa Carolina, Pierre Casiraghi, ha estado envuelto en problemas legales por una agresión.

¡Ay, ay, ay! Si la bella Princesa Grace viera lo que está pasando en su antiguo reino de cuento de hadas.

  • 1