Local

La prioridad del alcalde

No es la primera vez que el alcalde socialista de Dos Hermanas, Francisco Toscano, se erige en un aliado incómodo para el PSOE. Su defensa del municipalismo le llevó a plantar cara al partido en la negociación del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA).

el 20 ene 2010 / 21:10 h.

TAGS:

Toscano es de los pocos, si no el único alcalde socialista que ha rechazado la oferta de Manuel Chaves para entrar en su Gobierno. Le dijo dos veces que no al ex presidente de la Junta, y lo hizo porque, a su edad, estaba "volcado en la defensa del municipalismo". Para rechazar las leyes locales usó el mismo argumento de fondo, pero Griñán no le ha llamado a él, sino al resto de alcaldes del PSOE de la FAMP. Toscano es presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias desde 2003 y en la legislatura pasada se encaró con la Junta a cuenta de la ordenación del territorio. El alcalde de Dos Hermanas abanderó las críticas al POTA porque limitaba las posibilidades de crecimiento urbanístico de los pueblos pequeños. Los empresarios y la oposición estaban apretando las tuercas a la Junta, y las críticas de un referente como Toscano les ponía en una situación incómoda.

Volvieron a llamarle desde arriba, y volvió a decir que no, hasta que logró que se flexibilizara la interpretación del POTA. El año pasado fue reelegido para presidir la FAMP por unanimidad y el martes fue respaldado por unanimidad al rechazar las leyes locales. Le aplaudieron del PSOE, del PP y de IU. Toscano tiene 60 años, quiere jubilarse siendo alcalde y espera que su legado político quede reflejado en la Ley de Autonomía Local de Andalucía. Cuando se presentó, ya dijo que "tenía carencias" y que había que "eliminar la jerarquía de la Junta". Tres meses después, las supuestas carencias se mantenían, y vio "coherente" decir que no en defensa del municipalismo. Está convencido de que las leyes locales representan el último escalón del Estado de las Autonomías, que las comunidades tuvieron su Estatuto y ahora deberían tenerlo los municipios. Esta vez, nadie le pidió que rectificara.

  • 1