Economía

La producción industrial sufre la caída más severa en 15 años

En la industria se confiaba para absorber parte de los desempleados de la construcción, pero no. La tasa de producción industrial cayó un 9% en junio pasado, el revés más fuerte en la última década y media. A excepción de la próspera energía, todo cae, y muy especialmente los bienes de consumo.

el 15 sep 2009 / 09:25 h.

En la industria se confiaba para absorber parte de los desempleados de la construcción, pero no. La tasa de producción industrial cayó un 9% en junio pasado, el revés más fuerte en la última década y media. A excepción de la próspera energía, todo cae, y muy especialmente los bienes de consumo.

El Índice General de Producción Industrial (IPI) descendió un 9,5% en junio respecto al mismo mes del año pasado, y un 9% al descontar los efectos de calendario, la mayor caída desde abril de 1993, cuando retrocedió un 10,3%, según la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Semejante recorte demuestra que la crisis inmobiliaria se ha extendido al sector en el que las administraciones confiaban que iba a contrarrestar en parte el aumento del paro en el ladrillo. Los expertos consideran, asimismo, que tal descenso revela los temidos impactos de segunda ronda que acarrea la inflación, y que se nota, sobre todo, en la producción de bienes de consumo.

Así, las tasas de variación respecto al mismo mes de 2007 según el destino económico de los bienes fueron del 9,6% negativo para los bienes de consumo (21,1% menos para bienes de consumo duradero y 7,4% para los no duraderos), del 10,8% para los bienes de equipo, del 12,6% para bienes intermedios y, por último, del 1,8% positivo para la energía.

Descontando los efectos de calendario, las tasas interanuales fueron del 8,90% para los bienes de consumo (un 20,2% menos para los bienes de consumo duradero y otro descenso del 6,7% para los no duraderos), un 10,2% inferior para los bienes de equipo, una bajada del 11,9% para intermedios y de un 2,1% positivo en energía.

Si tenemos en cuenta el primer semestre completo, la tasa media del IPI descendió un 3,1% respecto al mismo periodo del año anterior, siendo del 2,8% al eliminar las diferencias de calendario -esto es, el efecto que causan los distintos días festivos en la comparación de los periodos-.

Mientras, la evolución de la tasa media de la producción industrial atendiendo al destino económico de los bienes fue de un 3,6% inferior para los bienes de consumo (un 9,2% para los bienes de consumo duradero y un 2,6% para los no duraderos) que hace un año, del 1% para los bienes de equipo, del 6,1% para los bienes intermedios y del 3,5% al alza en energía.

Al homogeneizar el calendario, las tasas arrojaron un 2% negativo para bienes de consumo, un retroceso del 0,7% para los bienes de equipo, otro 5,7% para los bienes intermedios y, por último, un avance del 3,7% para la energía.

  • 1