Economía

La propietaria de Spanair negocia la venta del grupo

El grupo escandinavo SAS confirmó ayer estar llevando a cabo negociaciones con "una o más compañías" para la venta de la empresa, según confirmaron a Europa Press fuentes del grupo aéreo, del que forma parte Spanair.

el 15 sep 2009 / 11:42 h.

El grupo escandinavo SAS confirmó ayer estar llevando a cabo negociaciones con "una o más compañías" para la venta de la empresa, según confirmaron a Europa Press fuentes del grupo aéreo, del que forma parte Spanair.

En un comunicado, SAS informó estar manteniendo negociaciones para alcanzar una "solución estructural" a los problemas por los que atraviesa el grupo.

"Con respecto a las especulaciones de hoy publicadas en los medios de comunicación, SAS confirma que está en un proceso de evaluación de las posibilidades estructurales para el grupo. En el marco de este proceso, SAS está llevando a cabo negociaciones sobre una posible solución estructural", recalca el grupo escandinavo. No obstante, SAS dejó claro que "todavía" no ha tomado ninguna decisión.

Por su parte, fuentes de Lufthansa consultadas por Europa Press tacharon de "especulaciones de mercado" los rumores que apuntaban a una posible negociación de la alemana para la compra del grupo escandinavo, que al igual que Lufthansa forma parte de la alianza aérea Star Alliance. Las acciones de SAS registraba a las 17.35 horas una subida del 15,34%, hasta los 48,5 euros.

FALLIDA VENTA DE SPANAIR

SAS atraviesa por dificultades desde 2007, año en el que anunció la puesta en venta de la aerolínea Spanair, en aquel entonces presidida por Gonzalo Pascual (Marsans), en el marco del lanzamiento de una nueva estrategia a través de la cual apostaba por centrarse en su negocio principal, el Norte de Europa.

El primer interesado fue el grupo Marsans, que vendió su participación del 5% con la intención de adquirir posteriormente el 100% de la aerolínea. La entrada en la puja de Iberia propició el abandono de Marsans, pese a que finalmente la aerolínea presidida por Fernando Conte optó a su vez por retirarse de la puja.

El grupo escandinavo, que buscaba la forma de deshacerse de la deficitaria aerolínea --Spanair cerró 2007 con una pérdida de 295 millones de coronas suecas (31 millones de euros)--, decidió finalmente cerrar el proceso de venta tras considerar que "el valor obtenido no reflejaba el valor intrínseco" de la aerolínea.

No obstante, la crisis del sector aéreo, acentuada por el incremento del precio del crudo y un descenso de la demanda, propició que en el primer trimestre del año SAS multiplicara por 24 sus 'números rojos', con una pérdida neta de 1.134 millones de coronas (121 millones de euros). Esto motivó el despido de 1.000 trabajadores de SAS.

En ese momento, el presidente y consejero delegado del grupo escandinavo, Mats Jansson, reconoció que para volver a los beneficios y controlar la situación cambiante en el mercado, la aerolínea tomaría una serie de medidas a corto plazo.

Así, el grupo escandinavo anunció el pasado mes de julio la puesta en marcha de un plan de viabilidad para Spanair, que contempla el despido de 1.100 trabajadores de la compañía y la cancelación de nueve rutas "deficitarias", además de dejar en tierra a unos quince aviones para poder ahorrar unos 90 millones de euros.

No obstante, el accidente de un avión de Spanair el pasado 20 de agosto en Madrid, en el que perdieron la vida 154 personas, dificultó la ya complicada situación de la aerolínea. Así, el pasado mes de agosto, la aerolínea registró una caída del 8,1% de los pasajeros transportados, hasta los 854.000 viajaros, afectada por la tragedia.

  • 1