Local

La propuesta de los vecinos para la A-376 gana enteros

La Consejería de Obras Públicas trasladó hace unos días el proyecto para soterrar una parte de la autovía Sevilla-Utrera (A-376) a la empresa que está elaborado el estudio técnico. Los vecinos creen que la llegada del Metro de Sevilla hace que su alternativa sea "la más lógica" para el lugar.

el 16 sep 2009 / 01:25 h.

TAGS:

La Consejería de Obras Públicas trasladó hace unos días el proyecto para soterrar una parte de la autovía Sevilla-Utrera (A-376) a la empresa que está elaborado el estudio técnico. Los vecinos creen que la llegada del Metro de Sevilla hace que su alternativa sea "la más lógica" para el lugar.

Los vecinos de los barrios de Montequinto y Condequinto no son técnicos ni arquitectos, y pocos tienen estudios sobre cómo debe hacerse una obra de gran envergadura. Sin embargo, el proyecto de soterramiento por ellos elaborado, desde la experiencia de vivir justo al lado de la autovía, está siendo visto con muy buenos ojos por las administraciones.

El trabajo recoge todas las peticiones que tenían tanto la asociación de vecinos de Condequinto como la plataforma ciudadana para la Mejora de Montequinto. El presidente del primer colectivo, Miguel Ángel González, explicó ayer que la inauguración, hace pocas semanas, de la línea 1 es el "punto clave" para considerar el soterramiento como lo más apropiado. "Está claro que cuando se soluciona un problema, éste puede generar consecuencias y otro problema", explicó en referencia a que el distrito de Quinto luchó mucho para que el suburbano fuera por el sector, pero esas vías, de más de un kilómetro, impiden "completamente" la comunicación entre las dos urbanizaciones, que juntas rondan los más de 40.000 habitantes, por lo que se empieza a ver que la construcción de un bulevar y el soterramiento es razonable.

El alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano (PSOE), fue el primero que consideró el proyecto un buen punto de partida para la obra, y se comprometió a trasladar "personalmente" el documento al consejero de Obras Públicas, Luis García Garrido. La consejería le pidió a la empresa encargada de hacer el estudio técnico, VS Ingeniería y Urbanismo, que tuviera en cuenta la petición de los vecinos, y ésta solicitó una copia de la idea. La empresa ahora está recogiendo toda la información posible sobre el terreno. No obstante, el director de obras lineales de la citada empresa, Francisco Baena, comentó ayer que todavía es pronto para saber si la idea de los vecinos saldrá adelante: "El plazo de ejecución es de 10 meses y para que se pueda ver algo del proyecto aun hay que esperar un poco".

El diseño propone un soterramiento desde el entorno de la estación de servicio, enclavada al comienzo del casco urbano, desde el sentido Utrera de la A-376, y las instalaciones del Metro de Sevilla hasta la confluencia de la autovía con la avenida de Los Pinos (425 metros). De todas maneras, Obras Públicas baraja también la opción de una depresión -menos agresiva que un soterramiento- como otra idea viable para el distrito.

  • 1