Local

La proteína depresiva

Una proteína del cerebro podría explicar la depresión en las mujeres premenopáusicas.

el 06 jun 2014 / 12:08 h.

TAGS:

depresionLas mujeres que se acercan a la menopausia tienen niveles más altos de una proteína del cerebro vinculada a la depresión que los que presentan las más jóvenes y las menopáusicas, según revela un nuevo estudio del Centro para la Adicción y la Salud Mental (CAMH, por sus siglas en inglés) en Toronto, Canadá. Este hallazgo podría explicar los altos índices de depresión observados entre las mujeres en este ciclo de la vida, conocido como perimenopausia. "Esta es la primera vez que se identifica un cambio biológico en el cerebro en la perimenopausia que está también asociado con depresión clínica", afirma el investigador principal, el doctor Jeffrey Meyer, del Instituto Campbell de Investigación Familiar y Salud Mental de CAMH. En concreto, el equipo de este trabajo, cuyos resultados se publican en 'JAMA Psychiatry', encontró niveles elevados de monoaminooxidasa -A (MAO-A) entre las mujeres de 41 y 51 años de edad. Durante la perimenopausia, un síntoma común es el cambio de estado de ánimo, que lleva frecuentemente al llanto. Las tasas de depresión clínica en este grupo están entre un 16 y un 17 por ciento en este grupo de mujeres y un número similar tiene síntomas depresivos leves. MAO-A es una enzima prooxidante que descompone sustancias químicas del cerebro, como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina, las cuales contribuyen a mantener el estado de ánimo normal. El doctor Meyer relacionó previmente altos niveles de MAO-A con trastorno depresivo mayor, depresión relacionada con la dependencia del alcohol y dejar de fumar y el periodo inmediatamente posterior al parto. Para investigar si los niveles de MAO- A pueden explicar el cambio del estado de ánimo en la perimenopausia, su equipo realizó escáneres cerebrales a tres grupos de mujeres usando una técnica de imágenes cerebrales llamada tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) en el Centro de Investigación de Imagen de CAMH. Entre los tres grupos de mujeres, 19 estaban en edad reproductiva, 27 en la perimenopausia y 12 en la menopausia. En promedio, los niveles de MAO-A fueron un 34 por ciento más altos en mujeres con perimenopausia que en las más jóvenes y un 16 por ciento más que en las que ya han entrado en la menopausia. Las mujeres en la perimenopausia también informaron de una mayor tendencia a llorar, lo que se asoció con niveles altos de MAO-A en la parte frontal del cerebro, la corteza prefrontal. Los investigadores vieron además, como habían predicho, que los niveles de MAO-A se reducirían durante la menopausia, una vez que los niveles fluctuantes de estrógeno se estabilizaran. Los resultados sugieren nuevas oportunidades para la prevención, según Meyer. "Mediante el uso de las imágenes de PET, podemos probar tratamientos para ver si se puede evitar esta subida de MAO-A, y potencialmente, prevenir la depresión clínica", afirma, en alusión, por ejemplo, a un complemento nutricional actualmente en estudio en mujeres que acaban de dar a luz para prevenir la depresión posparto.

  • 1