La provincia apuesta en Fitur por sus fábricas y campos de golf

La Diputación promocionará en Madrid un catálogo de turismo industrial. Lanzará también ‘Swing Sevilla’, que une este deporte con alojamiento en cortijos.

el 20 ene 2014 / 21:42 h.

 El presidente de la Diputación (centro) y la delegada de Turismo de la Junta (segunda por la dcha.), con empresarios turísticos de la provincia. El presidente de la Diputación (centro) y la delegada de Turismo de la Junta (segunda por la dcha.), con empresarios turísticos de la provincia.

Más allá de degustar las riquezas gastronómicas de los pueblos de Sevilla como los vinos de Umbrete, el anís de Cazalla y los mantecados de Estepa o de disfrutar del clima soleado y las horas de luz que ofrece la provincia, la apuesta para la Feria Internacional de Turismo (Fitur) que se inaugura mañana en Madrid pasa por poner en valor el proceso de fabricación de esos productos o la transformación de los rayos solares en energía. El objetivo es que el turista no se limite a consumir los productos sino que sienta curiosidad por conocer cómo se fabrican y durante su estancia visite las bodegas Salado, las destilerías Miura y El Clavel, el museo del mantecado o las plantas solares de Sanlúcar la Mayor, Écija y Fuentes de Andalucía. Así hasta 70 empresas vivas o factorías convertidas en museo, como el de la cal de Morón, integradas en un catálogo de patrimonio industrial que la Diputación presentará en Fitur. Se trata, según el presidente de la institución provincial, Fernando Rodríguez Villalobos, de promover un turismo “prácticamente inexplorado” que puede “ayudar a romper la estacionalidad” ya que es una experiencia para cualquier época del año y que “además cumple una doble función al resucitar empresas en desuso con gran valor cultural”.

Es una de las apuestas estrellas de la provincia para Fitur, junto a un nuevo producto, Swing Sevilla, un paquete que combina el turismo de golf con alojamiento en establecimientos con encanto como cortijos y haciendas para estos deportistas.

Sevilla copa el 50% de este tipo de alojamientos y cuenta con seis campos de golf (Aznalcázar, Hato Verde en Guillena, Zaudín en Tomares, Real Club de Dos Hermanas, Pineda y la Escuela Pública de Golf en la capital). La Diputación destinará este año 16.700 euros a la promoción turística en Fitur (2.000 euros menos que el año pasado) dentro del espacio reservado a Sevilla en el pabellón general de Andalucía que monta la Junta. Son tiempos de austeridad y, como recordó ayer Villalobos, atrás quedaron los años en los que se desplazaba hasta Madrid una amplia delegación de la institución que incluso montaba su propio bar en el pabellón. “Ahora vamos tres o cuatro e invitamos a agua”, bromeó. Pero el objetivo es hacerse notar y llamar la atención “con creatividad” para “respaldar” a los empresarios de un sector que “dinamiza las economía de los pueblos”. De hecho, tanto el presidente de la Diputación como la delegada provincial de Turismo, Granada Santos, pusieron en valor que, pese a la “optimización de recurso”en lo que a promoción se refiere, los datos no son nada malos.

El turismo propició el año pasado 75.453 contrataciones, un 45% más que en 2012, sobre todo en los alojamientos extrahoteleros, “la joya de la corona” del turismo en la provincia con 573.000 pernoctaciones (un 28% más) y una estancia media por encima de los dos días frente a la media de 1,5 de los hoteles. Además de los productos conjuntos, nueve municipios promocionarán iniciativas propias, como el Año Jubilar de la Virgen de la Consolación de Utrera, las Jornadas Medievales de Alanís, la ruta Conde Duque de Olivares, el programa vinculado al Año de Japón de Espartinas, los espacios naturales de Morón o el turismo activo de El Ronquillo.

  • 1