Local

La provincia está lista para el futuro

El futuro de la provincia de Sevilla pasa por la revolución tecnológica, la primera en 200 años a la que el territorio llega a tiempo. Ése fue el titular del discurso del presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, para conmemorar el Día de la Provincia.(Foto: J. Cuesta)
Ver fotogalería

el 15 sep 2009 / 05:17 h.

TAGS:

El futuro de la provincia de Sevilla pasa por la revolución tecnológica, la primera en 200 años a la que el territorio llega a tiempo. Ése fue el titular del discurso del presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, para conmemorar el Día de la Provincia.

La efeméride, celebrada ayer con la asistencia de numerosos alcaldes sevillanos -aunque entre las ausencias destacó el de la capital, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), uno de los antecesores de Rodríguez Villalobos en el cargo-, autoridades militares y civiles de ámbito provincial, conmemora la creación de las provincias españolas en el siglo XIX y se celebra en Sevilla desde 2005.

El presidente de la Diputación se felicitó por la presencia de la provincia en el "reto planetario" de cambiar las fuentes de energías desde el modelo de los combustibles fósiles al renovable, una carrera en la que Sevilla "exporta tecnología solar y biocombustibles", en contraste con la marginación y el atraso que supusieron el pasar de largo de la Revolución Industrial (siglo XIX) y el retraso en subirse al carro tecnológico de 1970.

También se mostró orgulloso de los 30 años de municipalismo democrático -iniciados en 1979-. "Miramos con orgullo los logros de estos años", conseguidos a base de imaginación. "El que tiene imaginación saca con facilidad de la nada un mundo", dijo citando al poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer, aunque también hiló estas reflexiones sobre la imaginación con los lemas de Mayo de 1968: "La imaginación al poder y pidamos lo imposible", revolución que tampoco pasó por la provincia de Sevilla y de la que se cumplen ahora 40 años.

El presidente citó también una estadística que refleja la falsedad del tópico del atraso en los pueblos en el siglo XXI: "el 78% de la población prefiere vivir en un pueblo". Así, recordó que las ciudades medias -entre 20.000 y 100.000 habitantes- están "articuladas y con servicios".

Pero si otros años sus discursos han estado muy enfocados a los retos del mundo rural, esta vez sólo ha mencionado la equiparación de la calidad del agua corriente como reto. Se centró ayer en el "firme compromiso" de la institución que preside con el área metropolitana "en sus grandes desafíos" de la movilidad, la sostenibilidad y la innovación.

Vivienda. En este sentido, aprovechó la presencia del flamante consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, para insistir en que la Diputación quiere "contribuir" a los planes de vivienda de la Junta -ahí están los primeros pasos del Consorcio de Vivienda para la Gran Sevilla- y expuso que por ello se fusionarán la sociedad promotora dependiente de la Diputación, Sevilla Activa, y Gipsa, la empresa provincial que gestionaba los terrenos de Cortijo de Cuarto y Miraflores propiedad de la Diputación y con grandes planes urbanísticios en marcha.

El discurso también mencionó algunos ejes de la política actual de la institución provincial: el Plan de Impulso Municipal, que resuelva la situación de las arcas de muchos ayuntamientos -para lo que pidió un acuerdo urgente entre el Estado, la Junta y la Diputación que "termine con el infierno que, en muchos casos, impide incluso pagar la nómina a final de mes"- o los proyectos para unificar la gestión del ciclo integral del agua, a la que ya se ha puesto en marcha la Diputación junto a las empresas de aguas de la provincia. No sin diferencias.

Pronunciado después de la entrega de premios, el discurso de Rodríguez Villalobos tuvo toda la solemnidad de un salón de plenos abarrotado, pero no la emoción del aplauso dedicado al fallecido jugador del Sevilla FC Antonio Puerta, que levantó a todos los asistentes.

  • 1