sábado, 15 diciembre 2018
04:11
, última actualización
Local

La provincia se une para pedir a la Junta el Cercanías al aeropuerto

La Diputación aprueba por unanimidad una exigencia que apenas requeriría nuevas infraestructuras al utilizar el tramo hacia el norte desde Santa Justa

el 26 feb 2015 / 22:16 h.

TAGS:

AUTOBUS ESPECIAL AEROPUERTO La necesidad de Sevilla de contar con un enlace ferroviario con el aeropuerto, una aspiración tan antigua como improbable de momento, provocó ayer en la Diputación el apoyo unánime a la propuesta de los andalucistas de pedir a la Junta que lo haga realidad. Lo que plantea la moción es crear una línea de Cercanías entre la ciudad y San Pablo aprovechando para ello parte del tramo ferroviario que parte de Santa Justa hacia el norte, con lo que solo habría que construir entre tres y cuatro kilómetros de vía para establecer dicha conexión. Este fue el argumento principal que esgrimió el portavoz del PA en la Diputación, Alberto Mercado, para defender su propuesta. El andalucista tiraba también de sentimiento de agravio comparativo, al poner como ejemplo lo que sucede con Barcelona y su aeropuerto. Allí, según comentó, el Ministerio de Fomento ha invertido 220 millones de euros en una segunda línea férrea para enlazar la capital con El Prat, mientras que la financiación para acometer algo medianamente parecido en Sevilla brilla por su ausencia. Sobre esto, y pese a la unanimidad expresada en el voto, los populares tuvieron algo que reprochar a los socialistas: el que la Junta de Andalucía abandonase en su día el proyecto de hacer la conexión por alta velocidad. En respuesta, la responsable de Cohesión Territorial de la Diputación, Trinidad Argota, matizó que aquello no fue un abandono de la Junta, sino que esta retiró su parte de financiación porque el Gobierno de España, en el cuatrienio 2001-2004 –plena era Aznar– se opuso al Eje Ferroviario Transversal de Andalucía, en el que se contemplaba el proyecto de esa conexión por AVE dentro del tramo Sevilla-Antequera. Ello habría supuesto situar los aeropuertos de Sevilla y Málaga a 50 minutos. No hay que comentar qué beneficios habría podido reportar una solución semejante a una ciudad como Sevilla, a años luz del tráfico aéreo internacional de Málaga y que solo dispone para ir y venir del aeropuerto de los autobuses especiales de Tussam y de los taxis. La provincia sacaría de este nuevo ramal de Cercanías un provecho claro, al recoger parte de la creciente afluencia turística, como evidencia el que los hoteles hayan mejorado su nivel de ocupación un 18 por ciento para dar alojamiento durante el año pasado a más de medio millón de viajeros. Según recoge el texto de la moción, «nuestro centro aeroportuario necesita de un impulso definitivo para que la actividad turística siga creciendo».

  • 1