Local

La provincia vende como filón turístico sus plantas solares

La oferta de la Diputación en Fitur se acercará al turismo industrial, con mayor poder adquisitivo.

el 16 ene 2012 / 21:08 h.

TAGS:

Vista de la Plataforma Solar Solúcar en Sanlúcar la Mayor, que se venderá como foco turístico en Fitur.

La provincia venderá de nuevo el sol como atractivo turístico, aunque esta vez no recurrirá al tópico del buen tiempo, sino que se agarrará a las plantas solares de Solúcar o Gemasolar para deslumbrar a los visitantes de la Feria Internacional del Turismo (Fitur) . La Diputación de Sevilla lanza así el anzuelo al turismo industrial, que "está en fase de despegue", según explicó su presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, que presentó una oferta en la que no faltarán alusiones al flamenco, el mundo del toro, el avistamiento de aves (Birding Sevilla) y hasta la Semana Santa de la provincia.

Acompañado por el delegado provincial de Turismo, Comercio y Deporte, Francisco Díaz Morillo, y los "que se juegan los cuartos" en esta cita -hosteleros, hoteleros y agencias de viaje-, Villalobos indicó que el cometido en Fitur es poner en valor "los productos específicos de la provincia" y abrir "otras vías de canalización" para seguir la remontada que se inició en 2010 y que el año pasado se mantuvo gracias al repunte de visitantes extranjeros, según fuentes de Prodetur . Aún sin tener cerrado el balance del año, el presidente sí insistió en los datos de la Junta, que señalan que entre enero y noviembre hubo 4,2 millones de pernoctaciones en la provincia -incluida la capital-, un 6% más que en el mismo periodo del año pasado. El 55% proceden del territorio nacional, aunque Villalobos puntualizó que la mitad son de la propia provincia frente al resto de Andalucía, Madrid y Cataluña. A eso se suma el turismo extranjero, como franceses (6,7%), italianos (6,2%), británicos (4,9%) y alemanes (4,7%).

La Diputación aderezó este balance turístico con la generación de empleo, que creció en todos los ámbitos -restauración, servicios turísticos y alojamientos-, con 40.818 contrataciones, 9.126 más que en 2010. "No son malos datos, pero no hay que caer en la autocomplacencia", aclaró Villalobos. El sector se agarró a esa afirmación y plasmaron un escenario de cierta inquietud. El primero en abrir fuego fue el presidente de la Asociación de Empresas Turísticas, Antonio Távora, que advirtió de que hay que "reciclarse" ante la llegada de otro perfil de turista, que no es el de congresos -con más poder adquisitivo-, sino de agencias de low cost. "Crece la cantidad, pero perdemos en calidad económica", avisó. También habló el presidente de los hosteleros, Pedro Sánchez Cuerda, que barrunta un año difícil pese "a los buenos datos de 2011", por lo que insistió en dar buena imagen en Fitur. "Este año más que ningún otro es clave la cita", añadió el presidente de los hoteleros, Manuel Otero Alvarado.

Por eso de la apuesta por el turismo industrial, con referencias a las plantas solares de Sanlúcar la Mayor, Fuentes de Andalucía o Écija, que son "catedrales del futuro", según Villalobos, pero también a almazaras, destilerías, bodegas o guarnicionerías. También venderán en los 400 metros cuadrados de stand una guía de la Semana Santa de la provincia, editada en colaboración con Cajasol, y el sendero GR-48, una apuesta de naturaleza cuyo trazado pasa sobre todo por la Sierra Norte.

  • 1