Deportes

La provisionalidad afecta a la secretaría técnica

Julio Cardeñosa ha dicho no a Rafael Gordillo y ahora quien suena es Vlada Stosic, secretario técnico en la segunda época de Lorenzo Serra Ferrer.

el 02 dic 2010 / 22:43 h.

Vlada Stosic, el día de la despedida de Lorenzo Serra Ferrer.
La provisionalidad que inunda todo en el Betis está interfiriendo de un modo bastante molesto en la confección del proyecto que los tres administradores judiciales de las acciones de Farusa intentan montar para cuando accedan al poder, el 14 de diciembre. El encargado de la faceta más deportiva, Rafael Gordillo, quiere organizar una dirección deportiva a base de ex jugadores o personas relacionadas con la historia del club y, aunque todavía no es oficial, han trascendido nombres como los de Juan Ureña o Pedro Buenaventura, hijo del mítico ex entrenador verdiblanco. El Vendaval del Polígono también quería contar con su antecesor en la banda izquierda del Betis, Julio Cardeñosa, pero no podrá ser. El vallisoletano ya tiene trabajo y entrar en Heliópolis para ocupar un cargo que puede caducar en dos o tres meses, si la Audiencia Provincial revoca las medidas cautelares de la jueza Mercedes Alaya, no le convencía del todo.

Una vez descartado Cardeñosa, no tardó mucho en sonar otro nombre muy conocido para la afición de las trece barras. Se trata de Vlada Stosic, que formó aquel prodigioso centro del campo junto a Alexis en el primer Betis de Lorenzo Serra Ferrer. El balcánico sólo vistió de verdiblanco dos años, entre 1994 y 1996, pero fue muy querido por la hinchada y el afecto fue mutuo, hasta el punto de que el futbolista terminó afincándose en Sevilla. De hecho, ya fue secretario técnico cuando Serra retornó al Betis, en 2004, y aguantó en el cargo hasta 2006.

OTROS PLANES DEL G-3. Fuera de la parcela deportiva, en las esferas de la dirigencia, el proyecto ideado por el trío de administradores marcha sin contratiempos. El futuro consejo de administración, de hecho, está más que completado, aunque los hombres de la jueza Alaya no desvelarán los nombres de los elegidos hasta la junta del 13-D porque su intención es que los primeros en conocerlos sean los accionistas. A la asamblea, de hecho, acudirán todos los componentes del futuro consejo para dar su conformidad a su entrada en el órgano que dirigirá el club a partir de entonces.

En cuanto al consejo asesor, la intención de los administradores es presentarlo en público más adelante. Gordillo, Bosch y Ruiz de Huidobro son conscientes de que las noticias se van a suceder en cascada una vez que entren en el club y pretenden dosificar la información, sobre todo la relativa a las novedades en la gestión de la entidad, para así estimular además el ánimo de los aficionados.

  • 1