jueves, 13 diciembre 2018
19:56
, última actualización

La puesta de largo de Arenas

El candidato del PP lanza las propuestas de su gobierno del cambio arropado por empresarios

el 14 feb 2012 / 20:20 h.

Javier Arenas vivió ayer su puesta de largo como candidato a la Junta. El líder del PP-A, acompañado por la presidenta del Parlamento vasco, Arantxa Quiroga, se dio un baño de multitudes en el foro Antares, donde presentó su gobierno del cambio ante un nutrido grupo de empresarios y representantes institucionales, entre los que no faltaron los principales alcaldes del PP y presidentes de Diputaciones. En el auditorio no cabía un alfiler. Nadie quiso perderse las propuestas del que, según señalan todas las encuestas, tiene muchas posibilidades de convertirse en el próximo presidente andaluz. "La asistencia suele apuntar tendencias", aseguró el presentador del acto, Fernando González Barba.


Arenas fue a lo seguro y desgranó sus medidas más importantes y conocidas, sin meterse en terreno farragoso. Pasó de puntillas sobre los ajustes más duros de Mariano Rajoy -subida de impuestos o reforma laboral- y se centró en el empleo. Las reformas "profundas", la austeridad en la administración, la despolitización de la función pública y la regeneración democrática para evitar escándalos como el de los ERE serán sus prioridades en caso de que llegue a San Telmo. El dirigente popular dijo "atreverse" a lanzar estas medidas pese a que desconoce los números del Gobierno andaluz y teme -insistió- que los cajones de la Junta "estén llenos de facturas sin pagar". Su primer compromiso como candidato será "decir la verdad". Estos son los pilares del programa del PP-A ante el 25-M:


EMPLEO
Para el presidente popular, el paro, que sobrepasa el 30% en la región, es el "mayor recorte social". Propuso un gran pacto por el empleo que implique a organizaciones sociales, partidos, ayuntamientos y diputaciones y convertir la "calidad de vida" de Andalucía en crecimiento económico. Arenas sostuvo que la comunidad tiene que centrarse en "lo que hace bien", como el turismo, la industria agroalimentaria, la aeronáutica y la "tan denostada" construcción. Ahí incidió en que Andalucía debe luchar por convertirse, "sin complejos", en la "mejor zona residencial de Europa", en un claro guiño al empresariado presente en el acto, muchos de ellos del sector del ladrillo. Para que la morosidad deje de ser un "obstáculo", Arenas prometió un calendario de pagos "cierto" a los proveedores y la eliminación de la burocracia para crear una empresa en 24 horas. También apostó por un plan para que las pymes se concentren y sean competitivas y por incorporar el espíritu emprendedor desde la escuela. Para apoyar a la empresa, Arenas eliminará de forma progresiva el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.


REFORMAS
El PP-A propone reformas "de calado" en todo: en educación, para prestigiar la FP y aumentar la inversión por alumno; justicia, sanidad y en el terreno fiscal, aunque ahí ha aparcado la promesa de eliminar hasta cuatro impuestos autonómicos. La más profunda es la de la administración: Arenas promete un Gobierno austero, con diez u once consejerías, eliminar el 50% de altos cargos y de delegados de la Junta, impulsar la segunda descentralización, suprimir las duplicidades y sacar a los políticos del sector público. En este colectivo, enfrentado a la Junta por la reordenación de la función pública, el PP ha encontrado un gran aliado. El candidato popular derogará el "decretazo" pero avisó de que hay una parte del sector público que es "necesaria, otra parte reformable y otra, prescindible". También llevará a cabo una reforma de la hacienda pública para que "ni un euro se gaste sin el control de los funcionarios".


REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA
Arenas aseguró que, si gobierna, no estará más de ocho años en el poder e impulsará una ley para limitar los mandatos del presidente y para que las elecciones andaluzas se celebren siempre en solitario. A su juicio, 30 años de gobiernos socialistas provoca una "apropiación indebida de las instituciones", como la trama de los ERE, que tanto ha desgastado al Ejecutivo de José Antonio Griñán. El "gobierno del cambio" se basará en el diálogo y la búsqueda de acuerdos, afirmó. "No pondremos todo patas arriba, pero mejoraremos lo que no funciona", concluyó el líder popular.

  • 1