Local

La puesta en marcha del Plan Centro no acaba con las colas para conseguir los pases

Los vecinos siguen apostándose ante la puerta a las 6 de la mañana para coger uno de los 50 número que se reparten cada día.

el 20 dic 2010 / 19:46 h.

TAGS:

La cola que presentaba el distrito ayer, justo antes de abrir.

El primero de la cola llegó a las 6 de la mañana. Hizo bien, porque los que llegaron después de las 7.50 se quedaron ayer sin número para tramitar el pase que les permita entrar al Centro con su coche sin el límite de 45 minutos fijado en octubre, que no cogió cuerpo hasta el viernes, cuando empezaron las multas de 70 euros a los infractores. La cola se mantuvo hasta que a las 9.30 horas un funcionario bajó, rellenó con 50 números una máquina expendedora y se marchó. En cinco minutos los 50 primeros lograron su objetivo, y otra treintena se quedó sin número y sin nadie a quien preguntar, aunque sólo fuera para desahogarse. Los policías locales -que comparten sede con el distrito- trataban de explicar el trámite, pese a no ser de su competencia. "Es para quedarnos todos aquí y montar un pollo", decía una mujer, alterada.

A la vista de las colas que se forman en la calle Crédito, superan la esquina y siguen por Calatrava, es difícil cree que, como dice Tráfico, el 99,9% de los residentes tenga ya su pase. Si los que fueron previsores tuvieron que soportar cola, los tardones igual.

Algunos se quejaban de que, pese a estar empadronados, no les había llegado por correo el impreso que anunció el Ayuntamiento, que ha acreditado de oficio a más de 19.000 personas. "En mi casa hay cuatro coches y a mis tres hijos les llegó, pero a mí no", se quejaba Baldomero Domínguez, vecino de San Martín desde hace más de 30 años. Ya tiene un pase, que sólo le hacía falta en Semana Santa y Navidad, pero con la mala suerte de que caduca ahora, cuando tanta gente necesita el nuevo. Ayer se quedaba de piedra al llegar a las 9 de la mañana y toparse con semejante cola. Una cola tal, que Baldomero se quedó sin número. "Ya había venido dos días, más tarde, y sólo había visto a 10 o 15 personas en la puerta", explicaba. Lo que no sabía es que esa gente ya debía de tener número, porque a partir de las 9.30 es inútil quedarse si no. Hay quien lo hace, con la esperanza de que lo atiendan al final, si hay hueco. ¿Y mientras logra la acreditación, qué hace con el coche? "Sigo entrando, si me multan recurriré, no me voy a mudar".

El más envidiado era Monty Fernández, vecino de Puerta Osario, el primero de la cola porque había llegado a las 6. Acaba de comprarse el coche y hasta que no ha tenido la matrícula no ha podido pedir el pase. Como ya estaba empadronado, le fue fácil: sólo tuvo que presentar el papel del padrón y el sello del coche. Tan fácil, que mientras los que se habían quedado sin número aún estaban boquiabiertos, él salía ya del distrito con su gestión hecha. En cambio el segundo, Álvaro Vacas, vecino del Salvador, no está empadronado porque vive de alquiler y se ha mudado tres veces en tres años, así que optó por presentar los papeles del garaje. "Traigo hasta un poder notarial porque es de una tía que vive en Suiza y no quiero problemas". En su caso, reconoce que no ha estado muy ágil: "Lo vas dejando, como han ido dando prórrogas... La verdad es que no creí que llegaran a poner el plan en marcha".

“Yo lo pedí por internet pero no me contestaron, ni siquiera me enviaron una confirmación de la solicitud”, explicaba María Dolores Salazar, vecina de Baños-San Vicente. “Ahora lo han quitado, ya no se puede pedir por internet”, añadía otra joven de la cola. Hace meses, la madre de María Dolores sacó su pase sólo con el DNI y la matrícula del coche. Ahora piden más documentos. Pero la joven no está indignada por eso, ni siquiera por haberse quedado sin número: está agobiada porque a su lado otra joven, Encarnación del Mazo se ha quedado sin número por cuarta vez porque tiene que amamantar cada hora y media a su hija de tres meses, y al moverse de la cola pierde el sitio. Aunque es vecina de Matahacas, tampoco le llegó a casa la solicitud. Hoy lo intentará por quinta vez, y María Dolores ha prometido cogerle número para que no le ocurra lo mismo.

  • 1